Monseñor Martin Holley está acusado de haber cerrado escuelas y trasladado curas sin ninguna consulta

El Papa cesa al obispo de Memphis tras las denuncias de los fieles por mal gobierno pastoral

Francisco nombra como administrador de la diócesis de Tennessee al arzobispo de Louisville, Joseph E. Kurtz

El Papa cesa al obispo de Memphis tras las denuncias de los fieles por mal gobierno pastoral
El cesado obispo de Memphis, Martin Holley

Holley habría reasignado a hasta dos tercios del clero de la diócesis, lo que desató la ira y frustración de gran parte del laicado y provocó una fuerte caída en donativos a la diócesis

(C. Doody/EFE).- Traslados sin consultas de hasta dos tercios de los párrocos de la diócesis. La clausura repentina de una multitud de escuelas. Violaciones de otros apartados de la ley canónica y hasta lagunas financieras. Son los motivos que han llevado al Papa Francisco a cesar del gobierno pastoral de la diócesis estadounidense de Memphis al obispo Martin D. Holley, tal y como informó hoy la Santa Sede en un comunicado.

Este mediodía, el Vaticano anunció que el Papa «ha relevado» al obispo Holley (Pensacola, Florida, 1954) como obispo de Memphis, cargo que el prelado ha ocupado relativamente poco tiempo, desde el 19 de octubre de 2016. Antes de trasladarse a esta diócesis del estado de Tennessee, Holley había ocupado el cargo de obispo auxiliar de Washington durante doce años.

En lugar de Holley, Francisco ha nombrado administrador apostólico «sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis» a Joseph E. Kurtz, arzobispo de Louisville, que ejercerá este cargo hasta que se designe un nuevo obispo.

La decisión del pontífice de cesar a Holley se produce después de que el Vaticano emprendiera una investigación en junio para determinar si las múltiples quejas que fieles habían hecho de la gestión del obispo tenían o no fundamento.

Aunque los resultados de la visita apostólica llevada a cabo por Wilton Gregory, arzobispo de Atlanta, y Bernard A. Hebda, arzobispo de St. Paul-Mineápolis, no ha sido hechos públicos, sí se sabe que ambos prelados pasaron tres días en la diócesis entrevistándose con fieles y sacerdotes locales.

Entre las acusaciones contra Holley que condujeron a la visita apostólica figuraban las de haber cerrado sin consulta ninguna 11 de las escuelas católicas de la diócesis. Habría también reasignado a hasta dos tercios del clero de la diócesis, lo que desató la ira y frustración de gran parte del laicado y provocó una fuerte caída en donativos a la diócesis.

Días después de haberse concluido la visita apostólica en Memphis en julio, el vicario judicial, moderador de la curia y canciller diocesano, monseñor Clement Machado, dimitió de forma inesperada, lo que fue interpretado por muchos como una admisión de culpabilidad de la cúpula eclesial local. En cuanto a Holley, ya ha sido notificado de que contra la decisión del Papa no cabe recurso alguno, y de que el nuncio en Washington, Christoph Pierre, espera que deje la cancillería tan pronto como este mismo viernes.

Martin Holley

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído