"Es una táctica más que favorece al arzobispado, Errázuriz y Ezzati", asegura Juan Carlos Cruz

La Justicia chilena llama ahora la ‘conciliación’ en el ‘caso Karadima’, y las víctimas anuncian que no acudirán

Nueva vuelta de tuerca del juicio, después de que se filtrara una indemnización millonaria

La Justicia chilena llama ahora la 'conciliación' en el 'caso Karadima', y las víctimas anuncian que no acudirán
Las víctimas de Karadima Agencias

Tanto el 'informe Scicluna' como la carta en la que el cardenal Errázuriz admite que no interrogó a Karadima no se admitieron como pruebas al ser entregadas fuera del plazo de investigación

(J. B./Agencias).- Continúa la confusión en el ‘caso Karadima‘. Si este lunes, los medios chilenos afirmaban que la Corte de Apelaciones había condenado al Arzobispado de Santiago a abonar 450 millones de pesos a las víctimas del cura abusador, y ésta negara que hubiera sentencia, ahora la Justicia ha convocado a una ‘conciliación’ a las partes para el próximo 20 de noviembre.

Una conciliación a la que Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton han anunciado no acudirán. «Por cuarta a vez se nos llama a conciliación, lo cual sería forzarnos a aceptar que no hubo encubrimiento (postura de la Iglesia). No vamos a defraudar a nuestras familias y nuestras conciencias. Magistrados sepan que nos traumatizan nuevamente», aseguraba en las redes sociales Hamilton.

Cruz, por su parte, subrayaba que «no hay conciliación. Vamos a pelear hasta que no nos quede ningún recurso. Es una táctica más que favorece al arzobispado, Errázuriz y Ezzati. Así con la justicia. Encubridores no ganarán». Murillo, por su parte, declaraba que «la verdad no se transa ni por dinero. Ezzati, váyase a buena parte con sus ministros y abogados rastreros y cobardes. Esperamos fallo, no dilación, conciliación ni dinero. Queremos justicia».

 

 

 

 

¿A qué se debe este cambio? Una pista nos la da el ministro Miguel Vásquez -quien estará a cargo del proceso de conciliación-, quien informó de que tanto el ‘informe Scicluna’ como la carta en la que el cardenal Errázuriz admite que no interrogó a Karadima no se admitieron como pruebas al ser entregadas fuera del plazo de investigación.

«En torno a la posibilidad de un entendimiento entre las partes y sin perjuicio del estado de la causa, vengan las partes que han comparecido a esta instancia (…) a comparendo de conciliación», ha señalado el tribunal en su resolución, en la que programa la conciliación el 20 de noviembre a las 13 horas (hora chilena).

 

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído