Moronta advierte contra un posible aumento de "acciones" contra la Iglesia venezolana

Azuaje lamenta la profanación de una parroquia de Maracaibo y alerta: «Mañana serán las casas de familia»

"La violencia siempre se revierte contra los violentos y no queremos que esta sea una espiral de violencia"

Azuaje lamenta la profanación de una parroquia de Maracaibo y alerta: "Mañana serán las casas de familia"
Profanada la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, Maracaibo

Moronta: "Estoy pendiente y dispuesto a todo lo que sea necesario para defender, no solamente a los presbíteros, seminaristas y religiosas, sino al pueblo de Dios"

(C.D./Vatican News).- El Papa Francisco ha vuelto a pedir hoy una solución «justa y pacífica» a la crisis en Venezuela, aunque teme por otro lado que haya en el país caribeño un «derramamiento de sangre». Y esto es justo lo que casi se produjo ayer domingo en Maracaibo y Colón, donde parroquias fueron blanco de acciones violentas perpetradas por fuerzas leales a Nicolás Maduro.

«Irrumpieron una veintena de personas de forma muy violenta, golpearon a la gente, rompieron vidrios, se llevaron micrófonos», denunció acerca de la agresión en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe el arzobispo de Maracaibo, José Luis Azuaje, a Vatican News.

«Hubo dos heridos en la cabeza, violentaron algo tan sagrado como son nuestros niños: un adulto le dio un golpe a un menor de edad, en fin, lo hicieron de una manera desproporcionada, no sabemos por qué van a entrar a un templo que es patrimonio de la comunidad, no solo de la Iglesia como institución, sino de cada ser humano», alertó Azuaje. El también presidente de los obispos venezolanos se preguntó: «¿Por qué tienen que violentar a gente inocente que no tiene nada que ver con cuestiones políticas, estaban allí tan solo para recibir la bendición de Dios en la Santa Misa?»

«Eso refleja lo que está sucediendo en nuestro país: no hubo ninguna autoridad que hiciera nada«, lamentó Azuaje. «La policía que está a pocos metros de allí no hizo absolutamente nada a pesar que estuvieron [los miembros del colectivo] alrededor de media hora y esto nos preocupa porque así como es hoy el templo mañana serán las casas de familia, las comunidades y, en fin, hacen lo que quieren, y desgraciadamente van generando no solamente un clima de violencia sino también generando lo que no queremos nosotros, que sea una violencia reiterativa acá en nuestra querida ciudad de Maracaibo».

«Estamos muy preocupados» por el ataque en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, expresó Azuaje, quien pidió «que las autoridades tengan conciencia y miren quiénes son [los responsables]… y que tomen cartas en el asunto».

«La violencia siempre se revierte contra los violentos y no queremos que esta sea una espiral de violencia», advirtió por último el prelado.

 

 

Moronta advierte contra un posible aumento de «acciones» contra la Iglesia venezolana

Estas acciones de amedrentamiento en Maracaibo se repitieron en Colón, diócesis de San Cristóbal, cuando dos hombres ingresaron en la casa del párroco, José Ramón Salcedo, sometiendo a su anciana madre. Esto sucedió mientras él celebraba la eucaristía en una comunidad de la parroquia. Los vecinos acudieron al lugar al oír los gritos de la señora. Solo se llevaron el ordenador del sacerdote.

El obispo de San Cristóbal, Mario Moronta, expresó, en medio de todos estos hechos, su apoyo a al presbiterio y al pueblo de Dios, si bien es cierto que advirtió contra la posibilidad de que se produzcan en días venideros «algunas acciones contra sacerdotes o instancias de la Iglesia».

«Quiero indicarles tres cosas, debemos estar muy atentos, cuidarnos, protegernos unos a los otros, cualquier circunstancia que suceda inmediatamente comunicarnos para estar pendientes», expresó Moronta en un mensaje al clero de la diócesis. «Segundo no solamente nosotros, sino también nuestra gente, nuestros catequistas y religiosas, seminaristas, estar pendientes de lo que pueda suceder, de lo que pueda constituir una agresión o una amenaza».

«En tercer lugar quiero ratificar que estoy pendiente y dispuesto a todo lo que sea necesario para defender, no solamente a los presbíteros, seminaristas y religiosas, sino al pueblo de Dios. De manera especial quiero a ustedes sacerdotes hacerles sentir que cuentan con el apoyo, la oración, el afecto del obispo», finalizó el obispo de San Cristóbal.

 



CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído