El Patriarca de Lisboa asegura que "la JMJ es una experiencia decisiva para muchos, da frutos"

Cardenal Clemente: «El Papa es evangelio auténtico»

"Espero que elecciones europeas sean un paso más en el respeto de las diferencias de los pueblos"

Cardenal Clemente: "El Papa es evangelio auténtico"
El Patriarca de Lisboa, Manuel Clemente

Hoy en el mundo hay situaciones muy preocupantes porque el desarrollo no llega fácilmente a todos los pueblos. La globalización funciona mejor para unos que para otros. Y a todos estos estos problemas se suma el de la migración de los pueblos

(José Manuel Vidal).- Le llaman Manuel III por ser el tercero con ese nombre al frente del Patriarcado de Lisboa. Y eso que Manuel José Macário do Nascimento Clemente (Torres Vedras, 16 de julio de 1948) es un cardenal sencillo, afable y cercano, al que entrevistamos en Panamá un día antes de que el Papa proclamase a su archidiócesis como la sede de la JMJ de 2022. Dice que «el Papa es evangelio auténtico» y espera a toda España en la JMJ de Lisboa.

El cardenal Clemente, arzobispo y patriarca de Lisboa, está en Panamá desde el principio de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Sí, desde el principio. También con muchos jóvenes de Portugal y de Lisboa. Es costumbre de la juventud de Lisboa y de las otras diócesis de Portugal asistir, en un buen número, a la JMJ.

¿Qué queda de las jornadas? Hay quien dice que, después, queda poco.

Es una buena experiencia para la vida cristiana, decisiva para muchos. Y también para las vocaciones sacerdotales religiosas.

¿Salen vocaciones de estos eventos?

Sí. Porque es una experiencia religiosa muy fuerte.

El papa Francisco sigue confiando en la JMJ, al igual que sus predecesores.

Es una sorpresa para los Papas, porque siempre es algo más de lo que se espera: la devoción de la juventud, los frutos de vida cristiana y de vocación sacerdotal y religiosa, la experiencia cristiana edificante en el corazón de los jóvenes… Esto es sorprendente; los papas se quedan enamorados y deseando que llegue la próxima.

Que, por cierto, será en su tierra, aunque todavía no se ha publicado oficialmente.

Sí, tenemos mucha ilusión. Y si se hace oficial, como todo indica, será una gran oportunidad para la evangelización también de nuestro país. Y de nuestros vecinos españoles, que tienen su casa en Portugal también.

¿Se habla de una sede compartida entre Lisboa y Fátima?

Es mejor centralizarla en Lisboa, porque es más fácil para la logística y para la organización. Aunque se podrá ir a Fátima, y muchos lo harán durante y después de las jornadas, dado que está cerca.

Por lo que estamos viendo, esta JMJ, está resultando todo un éxito.

Los sitios son todos bellos, la gente es feliz, y la ciudad de Panamá es muy popular.

Hay menos gente que en otras, imagino que por las dificultades de viajar tan lejos.

A nosotros, que venimos desde Europa, nos resulta más difícil. Estamos muy lejos y es tiempo de escuela. Los jóvenes que están aquí han hecho un gran esfuerzo, pero han llegado y están bien.

¿La jerarquía de la Iglesia portuguesa está cien por cien con el papa Francisco?

Absolutamente. Nos gusta mucho el Papa, su voluntad evangélica, su proximidad a las personas y sus problemas…, es evangelio auténtico. Y esto, para nosotros es muy importante.

¿Por qué tiene enemigos un papa como él, que suscita tanta admiración fuera de la Iglesia?

No todos tienen la misma sensibilidad religiosa. Es algo que cada uno lo vive a su manera. Pero para nosotros es muy buena la experiencia, la vida y el magisterio del papa Francisco.

Portugal está remontando económicamente, incluso mejor que España.

Hay mejoría, pero más que España, no lo sé. Hay más trabajo, sobre todo por el turismo: el clima es bueno, la gente es amable…

Se come muy bien.

¡Se come muy bien! (ríe). Hay muchos motivos para visitarnos. También los monumentos, la historia, el arte… Y, sobre todo, es el país de la gente.

Los políticos portugueses llegan a consensos más habitualmente que en España.

Yo creo que en Portugal las cosas son más simples, en general. Somos un pueblo antiguo, nos conocemos mucho, somos parientes. Y eso también influye en la política, creo.

¿Qué espera de la situación general, a nivel mundial?

Hoy en el mundo hay situaciones muy preocupantes, porque el desarrollo no llega fácilmente a todos los pueblos. La globalización funciona mejor para unos que para otros. Y a todos estos problemas se suma el de la migración de los pueblos, que buscan lo mejor para sus familias y que no siempre son bien recibidos.

Hay muchos problemas que resolver en nuestra Europa. Tenemos las elecciones europeas, que espero sean un paso más en el respeto de las diferencias de los pueblos pero con un destino común de gente, sin perder todo lo que se ha conquistado en estos 70 años.

El Papa está pidiendo a todas las iglesias, pero más a las europeas, que no creemos muros, que construyamos puentes. ¿El tema de la migración le preocupa?

Es un problema que se tiene que resolver con inteligencia, pero también con sensibilidad y con solidaridad. Las dos cosas son necesarias: inteligencia, pero también fraternidad y solidaridad porque el mundo, hoy, es solamente un mundo para todos los pueblos.

¿Espera que el papado de Francisco dure muchos años?

¡Sí! A mí me gusta mucho.

Gracias monseñor, ha sido un placer.

Igualmente. Y, ¡hasta Lisboa!

Eso es, allí estaremos, por supuesto.

Toda España.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído