Monseñor Oscar Ojea: "La prioridad es estar del lado de las víctimas"

Los obispos latinoamericanos, partidarios de «hacer justicia y sanar a las víctimas»

José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá: "No se puede quedar todo esto entre nosotros"

Los obispos latinoamericanos, partidarios de "hacer justicia y sanar a las víctimas"
Cumbre anti-abusos

Ruben Salazar: "se están abriendo poco a poco lo que se llama las Oficinas para el Buen Trato del Menor"

(AICA/Agencias/Efe).-Algunos de los obispos latinoamericanos que participaron en la histórica reunión sobre protección de menores que concluyó hoy en el Vaticano expresaron la importancia de que se escuche más a las víctimas de los abusos.

En la reunión participaron todos los presidentes de las conferencias episcopales de los países latinoamericanos, a excepción de Chile y Costa Rica, que enviaron a los secretarios ya que los titulares están siendo investigados precisamente por encubrimiento de abusos.

El arzobispo de Monterrey y presidente de la Conferencia Episcopal mexicana, Rogelio Cabrera López, explicó a EFE que «una de las consignas» en la reunión ha sido la de «escuchar siempre el sufrimiento de los hombres y mujeres que han sido objeto de abusos sexuales por parte de hombres de la Iglesia»

El arzobispo mexicano explicó que en estos tres días de debate se ha hecho hincapié en la necesidad de «hacer justicia, colaborar en la sanación de la víctima y tomar las decisiones pertinentes rápidamente para atender cada caso».

Cabrera López adelantó que el Vaticano les entregará un vademécum en el que se especificará bien la manera de actuar frente a cualquier caso de abusos.

Asimismo, Cabrera López indicó que ahora los presidentes de las conferencias episcopales deben volver a sus países con el mensaje para el resto de obispos de que tienen responsabilidades en este tema lamentable de los abusos y la obligación de «dar cuenta de todo, tanto a las autoridades eclesiásticas como civiles».

El arzobispo de Panamá y presidente de la Conferencia Episcopal panameña, José Domingo Ulloa Mendieta, conversó con EFE sobre el impacto que han tenido entre los 190 líderes de la Iglesia católica los testimonios de las víctimas.

«La gravedad y la dimensión de esta crisis y de estos abusos se ha apreciado con el testimonio de las víctimas», dijo Ulloa, quien añadió que en estos días de debates se ha dejado muy claro que «hay que escuchar más a las víctimas y desde ahí ir acompañándolas».

«No se puede quedar todo esto entre nosotros. Solo los documentos que tenemos ahora son ya validos para que en cada país podamos reorganizarnos (en la lucha contra los abusos)», agregó.

El presidente de la Conferencia Episcopal boliviana y obispo de Potosí, Ricardo Ernesto Centellas, declaró a EFE que de esta reunión ha surgido la conciencia de que «hay que responder rápidamente al problema»

«Hay que trabajar muchísimo en la prevención en todos los aspectos y en la formación de todos los miembros de la Iglesia», apuntó.

Para Centellas, lo más fuerte de esta reunión han sido «los testimonios de las víctimas» porque «esto toca lo profundo de nuestros ser y no podemos quedar indiferentes y nos invita a reaccionar».

El cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), explicó en declaraciones a la página de información del Vaticano, que «esta reunión a nivel de toda la iglesia es una muestra clara del deseo de la Iglesia Católica de una absoluta transparencia y de un compromiso muy claro para la protección de menores».

Aseguró que en todas las diócesis de los diferentes países «se está haciendo un esfuerzo muy grande de avanzar en protocolos concretos, de conducta, en el respeto de los menores» y se están «abriendo poco a poco lo que se llama las Oficinas para el Buen Trato del Menor».

El secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile, obispo Fernando Ramos, aseguró en declaraciones a la página de información del Vaticano, que tras la reunión se tiene «la esperanza de poder comprometernos aún más en la lucha contra este verdadero flagelo».

Los testimonios escuchados en la reunión, dijo, impactaron mucho a la asamblea, y esto les ha convencido de que hay que «estar más comprometidos en escuchar a las víctimas, creerles, acogerles y colaborar en la medida de nuestras posibilidades en la reparación de su dolor».

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), y obispo de San Isidro, Monseñor Oscar Vicente Ojea, dio a conocer a través de la Oficina de Prensa de la CEA, sus impresiones al finalizar la reunión convocada por el papa Francisco para la Protección de Menores y destacó ¨que ésta triste problemática es transversal a toda la Iglesia. Se da en todas las culturas siendo no solo un tema eclesial, sino un problema social muy complicado¨.

En el marco de la reunión de presidentes de Conferencias Episcopales de todo el mundo para la Protección de Menores, presidida y requerida por el papa Francisco como un acto de profunda responsabilidad pastoral; desde el aula del Sínodo, monseñor Oscar Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, compartió sus vivencias; destacando en primer lugar la seriedad con la que se preparó el encuentro, considerando la profundidad de cada una de las charlas y exposiciones.

Del mismo modo, monseñor Ojea enfatizó el espíritu fraterno en el momento de los grupos menores, y el de los grupos de trabajo. Subrayó el sentido de preocupación común y de responsabilidad de la totalidad de los Obispos, quienes manifestaron el valor de la escucha activa.

El presidente del Episcopado Argentino destacó que esta triste problemática es transversal a toda la Iglesia, se da en todas las culturas siendo no sólo un tema eclesial, sino un problema social muy complicado.

Monseñor Oscar Ojea expresó:

«La reunión para la Protección de Menores logró sensibilizar, colocando como primera prioridad estar del lado de las víctimas, estableciendo una distancia insoslayable entre la defensa del menor y cualquier otra situación que tenga que ver con el desenvolvimiento del proceso. Destacando el desechar toda forma de encubrimiento habida cuenta de que perjudicaría enormemente a las víctimas; por lo cual debe ponerse de relieve la necesidad que tienen de ser escuchadas principalmente por los pastores de la Iglesia.»

«Es fundamental acentuar la propuesta emergida por parte de los círculos menores; desde donde se promueve la formación de comisiones interdisciplinarias de laicos y laicas, integradas por profesionales psiquiatras, psicólogos, abogados, trabajadores sociales y otras profesiones pertinentes que posibiliten el escuchar y acompañar a las víctimas; lo que de alguna manera contribuiría al trabajo de los obispos. Este es un aspecto a desarrollar de manera ineludible».

«Debemos recalcar la actitud del Santo Padre; quien estuvo continuamente en la totalidad de las exposiciones, preguntas y devoluciones de trabajo expuestos por los círculos menores. De igual forma, participó reiteradas oportunidades con intervenciones personales y pastorales».

«Finalmente fue anunciada, por parte de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, la confección de un vademécum para obispos e igualmente la formulación de disposiciones particularmente para el Estado Vaticano sobre el abordaje de la Protección de menores».

Damos gracias a Dios y a la Santísima Virgen María por este encuentro de profunda reflexión y responsabilidad pastoral.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído