EXIGEN QUE LOS HECHOS VIOLENTOS NO QUEDEN IMPUNES

Los obispos venezolanos condenan las muertes ocurridas en la cárcel de Acarigua

Los obispos venezolanos condenan las muertes ocurridas en la cárcel de Acarigua
El Centro de Coordinación N° 2 General José Antonio Páez en Acarigua. EP

La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) lamentó este miércoles los hechos violentos que se originaron el pasado 24 de mayo de 2019 en un recinto policial en el estado Portuguesa, y pidió hacer justicia en el caso (Motín en la Venezuela chavista deja saldo de 23 presos muertos y 14 policías heridos).

Mediante un comunicado publicado en Twitter, la CEV exigió al Estado que inicie las investigaciones necesarias para aclarar la situación que dejo más de 20 muertos en la cárcel de Acarigua. «La custodia y el orden interno de los establecimientos penitenciarios no puede ser delegado por las autoridades estatales a particulares».

La Iglesia Católica «condena estas muertes y hace un llamado al Estado para que adopte medidas inmediatas que garanticen la vida y la integridad de las personas detenidas e inicie, a través de las instancias pertinentes las investigaciones correspondientes, a fin de determinar la responsabilidad de los autores materiales e intelectuales que bien, por acción u omisión hayan promovido y suscitado estas muertes», dice la nota de los obispos venezolanos.

Además, los prelados insisten en que es «responsabilidad» del gobierno garantizar el respeto a los derechos humanos de todas las personas que se encuentran privadas de libertad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído