Chávez invitó a "recuperar el enamoramiento por Jesús"

“La vida religiosa hoy es más necesaria que nunca”

El Rector Mayor de los salesianos anima a los religiosos y religiosas a vivir su vocación

Religiosos, metáforas del amor de Dios

El Rector Mayor de los salesianos, el mexicano Pascual Chávez Villanueva, mantuvo, ayer tarde, un encuentro con religiosos y religiosas de Salamanca. El encuentro se ha realizado en el marco de la visita a la obra salesiana de María Auxiliadora de la capital del Tormes que, este año, celebra su centenario.

Pascual Chávez, que también es el Presidente de la Unión de Superiores Generales, animó a los consagrados a «volver a Cristo, ponerlo en el centro de nuestra vida» e invitó a «recuperar el enamoramiento por Jesús«. Hablando de las dificultades actuales por las que atraviesa la Vida Religiosa, el Rector Mayor de los salesianos señaló que «algunos piensan que va a desaparecer la vida religiosa»; «absolutamente no», señaló, pues hoy la vida religiosa «es más necesaria que antes».

Aunque explicó que «no hay que perder de vista lo esencial», pues a veces se ha identificado más «la función social que la profecía que representa». «La vida religiosa no se identifica con la función social que realiza, sino con la misión que tiene de ser memoria viviente de Cristo Jesús. Ser memoria del modo de ser de Jesús, obediente, pobre y casto«.

Precisamente en el momento actual, a juicio de Pascual Chávez, es más necesaria la presencia de religiosos y religiosas. «En una Europa donde se va cancelando a Dios de los proyectos políticos, donde se vive como si Dios no existiera», explicó Chávez, «lo que hoy justifica la vida religiosa es lo que somos, ser signos de la presencia de Dios en el mundo, metáforas del amor de Dios«.

En otro momento de su intervención, el salesiano manifestó que religiosos y religiosas «estamos llamados a ser signos luminosos de la presencia de Dios; presentar más clara nuestra identidad y poner al centro de la vida la espiritualidad». En este sentido subrayó la importancia de colocar al centro de la vida de comunidad la Palabra de Dios, la lectio divina, para «tener la mente de Cristo«, dijo, y la eucaristía. Identidad carismática, credibilidad y visibilidad fueron los tres aspectos que, por otra parte, señaló como necesarios en la renovación de la vida religiosa.

Otros de los elementos que hay que cuidar en la vida consagrada, según el religioso salesiano, es la vida de comunidad, como «modelo alternativo a la sociedad de consumo» y, siempre, tener presente la misión, «estar en las fronteras de la pobreza, de la exclusión», pues la vida consagrada, apuntó, «toma en sus manos la causa de los más pobres». A este respecto recordó el congreso internacional de 2004 en Roma que definió la vida consagrada como vida samaritana, para manifestar la «pasión por Dios y la pasión por la humanidad».

La intervención del Rector Mayor de los salesianos se ha producido dentro de la visita que está realizando a la provincia salesiana San Juan Bosco, con sede en Madrid y que concluirá el próximo lunes.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído