La concejala Dolores Baigorri ya ha entregado las llaves del templo

La echan de la iglesia por oficiar bodas civiles

"Por prudencia pastoral", dice el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez

Seguiré yendo a mi misa de los domingos

«A esa señora no se le ha apartado de ningún lado, en la conversación que tuvo con el obispo se le dijo que por prudencia pastoral no era bueno que presidiese una boda civil y luego, en ausencia del sacerdote, otra celebración en la parroquia». Así justificó ayer el portavoz del Arzobispado de Pamplona y Tudela, Santos Villanueva, la salida de Dolores Baigorri (concejala independiente en el Ayuntamiento de Ablitas) de la parroquia de su localidad donde, desde hace más de 20 años, había colaborado en distintas actividades relacionadas con la Iglesia, según cuenta Nieves Arigita en Noticias de Navarra.

Pese a reconocer que «tengo entendido que por lo visto es una mujer muy activa», Villanueva dejó claro que «se le ha hecho una invitación a la coherencia, eso está claro, porque si vamos a estar todos a lo que nos dé la gana pues no puede ser…Y se le ha dicho, mira, si presides una boda civil, pues la presides, pero si a la vez estás en un funeral porque no está el sacerdote, no. Y el obispo le dijo que por coherencia pastoral, las dos cosas no».

A Dolores Baigorri, que ayer recibió numerosas muestras de apoyo, estas declaraciones no le sonaron lejanas. De hecho, recuerda claramente que en la reunión que mantuvo con el obispo, Francisco Pérez, para aclarar los rumores que ponían en entredicho su presencia en la parroquia, el primer tema que se puso sobre la mesa era su implicación política.

«Cuando tuve la conversación con él, de lo primero que me habló es del Ayuntamiento, es lo primero que me dijo», afirmó. Respecto a ello, consideró que las quejas recibidas en el Arzobispado, a través de cartas de vecinos de la localidad, han sido claves en el toque de atención que le ha hecho entregar las llaves de la parroquia definitivamente.

«A mí esto me supone mucho, me duele mucho, pero si hay personas que quieren entrar ahí y a las que les molesto, me retiro y nada más. No quiero que se haga una gran bola con todo esto. Seguiré yendo a mi misa de los domingos y nada más», anticipó. Su salida de las labores parroquiales ha llevado a un grupo de vecinos a redactar un documento que harán circular por Ablitas recabando apoyos para la edil, que fue cabeza de lista por el PSN en las últimas elecciones municipales, para pasar luego al grupo independiente y que jamás ha estado afiliada a ningún partido.

De momento, ninguna formación política navarra, a excepción de su actual grupo, la Plataforma Independiente por el Cambio en Navarra (que ha censurado la actuación obispal), se ha manifestado en torno a este asunto.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído