"La mujer, convertida en objeto de placer pasajero"

«Europa, enferma de muerte»

Demetrio Fernández asegura que el aborto es un "auténtico desastre ecológico"

Conseguirá quitarse de su vientre ‘algo' que hoy la estorba, pero no conseguirá quitarse de su mente y de su corazón el delito cometido

El Obispo de Tarazona, Mons. Demetrio Fernández, expresó su apoyo a la marcha por la vida del 17 de octubre en Madrid y advirtió que con la legalización del aborto se desata «un verdadero desastre ecológico» que hace de Europa «un continente enfermo de muerte».

«Se trata de un verdadero desastre ecológico, que afecta al niño que ha de nacer, a la madre que lo ha concebido, al entorno de las personas que tienen que ver con el asunto (el padre de la criatura, los abuelos, los sanitarios, etc.) y a toda la sociedad que sufrirá el impacto negativo de este desastre ecológico», expresó el Prelado en una carta.

En el texto recordó que desde la legalización del aborto «no han visto la luz 50 millones de niños, que hoy serían 50 millones de jóvenes» tan necesarios para Europa, «que envejece prematuramente y se muere de tristeza y de desesperanza».

Advirtió que con la nueva ley que aprobará el Gobierno español se «multiplicará el número de los que no van a nacer», pues se convertirá al aborto en un derecho amparado en una falsa libertad a atropellar la vida naciente, «que es del todo indefensa», e introduciendo «una extorsión en el ser de la madre, haciendo violencia en su propio cuerpo».

«Sicológicamente, cada una de estas madres quedará marcada para toda su vida. Conseguirá quitarse de su vientre ‘algo’ que hoy la estorba, pero no conseguirá quitarse de su mente y de su corazón el delito cometido. Conozco ya a bastantes mujeres que no se perdonan a sí mismas el haber cometido semejante atrocidad en su vida, y a las que hay que consolar con la misericordia de Dios», señaló.

Mons. Fernández advirtió que con la nueva ley del aborto una vez más «la mujer pagará los platos rotos de una situación de conflicto, en la que quizá ella sea la menos culpable. Una vez más, el grito feminista de libertad para la dignidad de la mujer, se ve ahogado por unas disposiciones que la convierten en simple objeto de placer pasajero e irresponsable».

Por ello, el Obispo alentó a los españoles a participar en la manifestación a favor de la vida el 17 de octubre. «Luchemos por la vida. La vida es el futuro del hombre, nunca lo será la muerte. Apoyemos a las mujeres en dificultad, proporcionándoles los medios para asumir la preciosa tarea de una nueva maternidad», exhortó.(RD/Aci)

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído