"La igualdad exige el derecho a vivir"

Camino: «La reforma, retroceso en la protección de la vida»

Cree que es una "buena noticia" el anuncio del Vaticano de acoger a los anglicanos

Camino: "La reforma, retroceso en la protección de la vida"
Monseñor Martínez Camino.

Califica la manifestación del 17-0 de "clamor popular"

El secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, mostró este miércoles el deseo de que el Proyecto de Ley del Aborto «no sea aprobado» tras su votación en el Parlamento, ya que «supondrá un retroceso en la protección de la vida».

Así lo expresó con motivo de su presencia en la inauguración del curso académico en la Universidad Católica de Ávila, en la que ha pronunciado la lección inaugural «El derecho a la vida de los que van a nacer», en la que destacó que «la verdadera igualdad entre los seres humanos exige que todos tengamos el derecho a vivir».

Opinó que la reforma supondrá «un retroceso grave en la protección de la vida de los que van a nacer, es decir, una desprotección mucho mayor que la vida, y una protección también menor de la maternidad», ya que «no se arbitran medidas para facilitar a las mujeres con dificultades el llevar adelante su maternidad».

También dijo que implicará «un grave quebranto del bien común, porque desproteger la maternidad y desproteger el derecho a la vida es algo muy básico para la convivencia social y, por lo tanto, para el bien común».

Martínez Camino se refirió a la manifestación antiabortista celebrada el sábado en Madrid, y destacó que fue un ejemplo del «clamor popular» en defensa del derecho a vida, ya que la nueva ley supondrá «un retroceso grave en la protección de la vida y de la maternidad».

Por otra parte, el secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, ha considerado hoy en Ávila una «buena noticia» el anuncio realizado por el Vaticano mediante el cual el Papa Benedicto XVI ha aprobado una constitución apostólica -disposición de muy alto rango- para acoger en la Iglesia Católica a los anglicanos que lo deseen.

Preguntado por esta decisión del Vaticano, el secretario general de la Conferencia Episcopal ha señalado que «en principio es una buena noticia», tal y como lo han señalado «los mismos que lo han solicitado».

No obstante, ha preferido no valorar en profundidad este asunto hasta conocer el contenido de la constitución apostólica, ya que «no se conoce».

«Es una buena noticia que haya posibilidad para quienes lo deseen, y lo desean desde hace dos años, poder incorporarse en la plena comunión visible con la Iglesia Católica, no sólo individualmente, sino comunitariamente: parroquias, diócesis… con sus obispos a la cabeza», ha argumentado.

En este contexto, ha señalado que la constitución apostólica es «una disposición de muy alto rango«, destinada a «crear unos ordinariatos personales para los anglicanos que han pedido y están pidiendo -obispos, sacerdotes y fieles- la plena comunión visible con la Iglesia Católica». (RD/Agencias)

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído