Samuel González fue notario de la archidiócesis durante 18 años

La Iglesia, inocente en la red de matrimonios de conveniencia

El arzobispado de Madrid dice que "no ha intervenido" en la falsificación de las licencias

Desde el Arzobispado se han tomado medidas sobre este asunto

El coadjunto de la madrileña Parroquia de San Roque, Samuel González, y durante más de dieciocho años notario del Arzobispado de Madrid, aseguró este miércoles que la Iglesia «no ha intervenido» en la falsificación de las licencias matrimoniales que ha incautado la Policia tras desarticular una red internacional.

En este sentido, Samuel detalló en declaraciones a Europa Press TV que de los dieciocho años que pasó como notario de matrimonios del Arzobispado nunca se ha descubierto ningún caso en el que un cura haya prestado firmas que no fueran verdaderas.

Además, afirmó que durante su estancia en las dependencias arzobispales se personó la Policía pidiendo determinadas licencias matrimoniales porque se sospechaba que existían irregularidades en algunas licencias que no se habían celebrado en la Iglesia.

Por ello, Samuel recordó que detectaron que los documentos eran una «falsificación» porque no coincidía el color de la tinta utilizada en la firma, dado que, tanto el color de la tinta del documento como el de la firma eran idénticos, fruto de la fotocopia que se había practicado.

Además, señaló que se observó también otro aspecto reseñable, y era la coincidencia de que la mayoría de las novias eran de etnia gitana y bolivianas, por lo que parece ser que les habían comprometido dándoles una cantidad de dinero a cambio para conseguir que no los expulsaran del país.

Finalmente, comentó que desde el Arzobispado se han tomado medidas sobre este asunto. El canciller ha mandado ya una circular a todos los párrocos para saber cómo deben proceder con los expedientes matrimoniales, y sobre todo, con los referentes a gente extranjera, que se suelen llevar con mucho rigor. (RD/Ep)

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído