"Profundo dolor e indignación"

«Una operación poco evangélica de Rouco»

Un grupo de cristianos de Guipúzcoa critica el nombramiento de Munilla

Sospechamos que este nombramiento estaba previa y estratégicamente diseñado, sin tener en cuenta a nuestra comunidad diocesana, adulta y comprometida

Unos 200 cristianos de Guipúzcoa han criticado hoy el nombramiento de José Ignacio Munilla como nuevo obispo de San Sebastián ya que entienden que no se ha tenido en cuenta a la comunidad diocesana, por lo que se sienten «engañados» y viven este proceso con «un profundo dolor e indignación».

Un total de 178 personas agrupadas bajo la denominación de «Kristau Taldea» han difundido un comunicado dirigido «a la comunidad cristiana de Guipúzcoa», en el que opinan que el proceso seguido para el nombramiento de Munilla, quien tomará posesión de su cargo el próximo 9 de enero, «ha carecido de transparencia y verdad».

«Sospechamos que este nombramiento estaba previa y estratégicamente diseñado, sin tener en cuenta a nuestra comunidad diocesana, adulta y comprometida«, señala la nota de los cristianos firmantes, que se sienten «minusvalorados, engañados y tratados como menores de edad» y dicen sentir «no sólo preocupación, sino un profundo dolor e indignación».

Muestran su «desazón» porque, a su juicio, cuando Munilla desarrolló su ministerio pastoral en Zumarraga «mostró una desafección manifiesta hacia las líneas pastorales diocesanas» y es percibido por muchos «como alguien que va a cambiar el rumbo de la diócesis» y será un «verdadero freno» a la experiencia de «renovación eclesial».

Recuerdan, en este sentido, que a la luz del Concilio Vaticano II la Diócesis de San Sebastián ha vivido una renovación de la vida cristiana y que los obispos de las últimas décadas, «verdaderos pastores, queriendo ser fieles a la realidad social y al Evangelio, han marcado una trayectoria para acompañar a un pueblo que, ante el doloroso problema de la violencia, busca la paz y la reconciliación».

También subrayan que por ello se ha configurado un modelo plasmado en el documento «Una Iglesia al servicio del Evangelio«, que recoge el dinamismo de esta comunidad, en la que se han ido renovando las estructuras, con la participación de laicos, religiosos y sacerdotes, con presencia de la mujer en responsabilidades eclesiales y con la creación de grupos de lectura u otras iniciativas.

Dicen que, aunque su confianza en la jerarquía de la Iglesia ha resultado «seriamente herida», esperan que el nuevo obispo sea un pastor al servicio de toda la comunidad cristiana de Guipúzcoa, respete la trayectoria de la diócesis y «no se precipite en tomar decisiones que creen mayor división» en una «comunión ya deteriorada».

También piden a los cristianos de este territorio que acojan con responsabilidad al nuevo obispo, en una «actitud de crítica constructiva y fraterna», y concluyen su misiva con dos citas, una del Papa San León Magno que dice «el que debe ser puesto a la cabeza de todos debe ser elegido por todos» y otra de una carta pastoral del Episcopado de Austria en la que se señala que los obispos no deben ser nombrados «contra, sino para una Iglesia local». (RD/Efe)

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído