También preserva su prestigiosa Obra social

Cajasur y Unicaja desbloquean la fusión

La entidad de la Iglesia consigue que se revisen los despidos

Cajasur y Unicaja desbloquean la fusión
Unicajasur

Cuenta F.J. Poyato en Abc que tuvo que ser el día que en el santoral marcaba San Constancio. Cajasur y Unicaja recompusieron una fusión que caía por el precipicio de la intervención (o así se ha hecho ver) del Banco de España «in extremis».

A eso de las diez de la noche, el presidente de Cajasur, Santiago Gómez Sierra, abandonaba con su equipo Málaga con un preacuerdo bajo el brazo que el consejo de la entidad valorará esta noche, al igual que Braulio Medel lo hará, a mediodía, con su consejo, para dar cuenta después al órgano supervisor de que todo está atado y, aparentemente, bien atado.

Tras una jornada maratoniana, con una primera toma de contacto técnica de cuatro horas que pretendía engrasar el acuerdo, y el remate final de los presidentes y sus cuadros de confianza de otras tres horas, Cajasur y Unicaja retoman la fusión con un compromiso de suavizar el mazazo laboral que plantea el plan de negocio de Boston Consulting Group, pero asumiéndolo como hoja de ruta para llegar a la meta: Unicajasur.

Fuentes financieras aseguraron a ABC que la entidad malagueña ha accedido a algunas peticiones de Cajasur. Entre ellas, revisar las cifras de despidos, que están tasadas en 988 para la caja cordobesa y 234 para Unicaja. Esta cesión de Medel podría abarcar también la redistribución de ese excedente de plantilla, por cuanto lo planteado por la consultora contratada desnivela la balanza en contra de Cajasur con un 80% del exceso, llevándose por delante un tercio de sus 3.097 empleados totales.

Otra cuestión que está en la letra escrita, pero no dada a conocer aún, del preacuerdo: que se prolonguen en el tiempo las salidas laborales, aspecto que está en el protocolo de fusión aprobado por ambas entidades y que, a día de hoy, como confirmaron ayer ambas entidades a este periódico, sigue vigente.

Cajasur asume el plan de negocio pero, a cambio, exige a Unicaja que muestre a las claras su disposición a que el acuerdo laboral que tendrá que llegar ahora alcance los mayores niveles de consenso. Estos planteamientos se redactarán en una resolución que ambos consejos de administración aprobarán mañana junto con el plan de negocio, que también dibuja un esfuerzo económico de integración próximo a los 2.000 millones de euros, pero con un coste neto de integración de 403 millones.

Según las fuentes consultadas por ABC, otro elemento que alargó anoche la reunión fue el del solapamiento de oficinas. Son más de nueve mil las que suman las tres entidades, pero en Córdoba, Málaga y Jaén se pisan más de 200. El estudio apuntaba a una horquilla de entre 281 y 324 por diferentes vías: reestructuración, cierre, venta …

El compromiso alcanzado por ambas partes, a petición de Cajasur, es que se realice un nuevo estudio objetivo de la rentabilidad de las sucursales que entran en conflicto para poder tomar una decisión más acorde con la realidad en cuanto al exceso de red.

Medel: objetivo y meta

Una vez aprobado el plan de negocio y tomado en cuenta por el Banco de España, vendrá la redacción de los estatutos y las escrituras. Entrará en liza la negociación laboral, pero con estas tres patas (plan, estatutos y escrituras), el proyecto de fusión se aprobaría a mediados de mes.

La negociación final fue dura, muy dura. Nadie era capaz a lo largo del día de dar un postulado optimista y afirmativo sobre lo que se avecinaba. Pero ya por la mañana, el presidente de Unicaja dejaba entrever en unas manifestaciones públicas en Córdoba que el acuerdo era un hecho. «Si se quiere ir a un determinado lugar, lo primero es definir el objetivo a dónde llegar y luego vendrá la pregunta de cómo se llega», indicó sobre el proceso de acople y sus perjuicios sobre el empleo. Medel, que presentó el Informe Anual del Sector Agrario en Andalucía 2008, subrayó que «no se inicia un camino en nada sin tener una hoja de ruta», que «es la que hay que trazar, y después vendrá todo lo demás».

Medel también recomendó «ver las cosas con objetividad y perspectiva», porque «la urgencia de un momento no debe hacer que sirva para equivocar el camino». «Se llegará al acuerdo que haya que llegar, pero siempre que permita abordar un proyecto con seriedad y solvencia que no tenga como consecuencia correr aventuras sin fundamento», concluyó.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído