El condenado también hizo gestos obscenos hacia las imágenes

22 meses de cárcel por gritar «no creo» en un templo

Y amenazar a un cura en un bautizo

22 meses de cárcel por gritar "no creo" en un templo
Bautizo

Una condena a un año de cárcel por un delito de atentado y de diez meses por otro contra los sentimientos religiosos

Un hombre ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Madrid a un año y diez meses de cárcel por irrumpir con un palo de madera en un bautizo que se celebraba en una parroquia de Madrid al grito de «no creo» mientras hacía gestos obscenos a las imágenes religiosas y amenazar al párroco.

El fiscal y el abogado de la defensa acordaron, sin necesidad de celebrarse juicio, una condena a un año de cárcel por un delito de atentado y de diez meses por otro contra los sentimientos religiosos.

Según la sentencia, en la noche del día 22 al 23 de marzo de 2008 Raúl C. irrumpió junto a otra persona en la parroquia de Cristo Rey del barrio de Usera, donde se congregaban numerosos fieles ya que se celebraban cinco bautizos, con un palo de madera de medio metro al grito de «no creo» cuando los fieles decían «sí creo».

Tras encender mecheros y hacer «gestos obscenos a las imágenes religioas», obligó al párroco a bajar del altar mientras le increpaba gritándole «te vas a enterar, sabemos donde vives. Sal si tienes cojones«.

Raúl fue desarmado por los policías que acudieron a reducirle, a los que lanzó puñetazos y patadas sin llegar a lesionarles, mientras les gritaba que eran jóvenes y «que no iban a llegar a viejos». El acusado, que opuso fuerte resistencia, se golpeó en las mampara del vehículo policial y en la pared de la comisaria a la que fue trasladado.(RD/Efe)

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído