Demetrio Fernández se va tras cinco años en la diócesis

El obispo de Tarazona ultima su inminente traslado a Córdoba

Con su marcha, solo Zaragoza y Barbastro-Monzón tendrán prelado titular

El cambio de diócesis de Demetrio Fernández se haría público este sábado, a la par que se anuncia que el actual obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, será el titular de la diócesis de Valladolid y su auxiliar, Mario Iceta, su sustituto en la sede vizcaína

El traslado del todavía obispo de Tarazona, Demetrio Fernández, a la diócesis de Córdoba será oficial en las próximas horas. El prelado, que cumplirá 60 años el próximo lunes, ha sido designado por el actual nuncio en España, Renzo Frattini, para sustituir a Juan José Asenjo, que dejó el cargo para ejercer como arzobispo de Sevilla., según cuenta J. Oto en El Periódico de Aragón.

Con el nombramiento de Fernández, Tarazona será la tercera diócesis aragonesa que se queda vacante, después de que el titular de Huesca-Jaca, Jesús Sanz, fuera trasladado a Oviedo, prelatura de la que tomó posesión a finales del pasado mes de enero, y el de Teruel-Albarracín, José Manuel Lorca, fuera nombrado obispo de Cartagena. Ambos se mantienen aún como administradores de las sedes aragonesas.

La marcha de Demetrio Fernández constituye, según algunos círculos eclesiásticos, un paso más en la renovación de las cabezas visibles de la Iglesia aragonesa que se inició con la llegada, al arzobispado de Zaragoza, de Manuel Ureña, un hombre de carácter más afable y dialogante.

Los rumores sobre la sustitución del obispo de Tarazona y su traslado a Córdoba se dispararon a mediados de diciembre por el lapsus de un párroco cordobés y en Aragón fueron más insistentes con la marcha de Jesús Sanz hace unas semanas, pero el Vaticano suele hacer oficiales varios nombramientos a la vez.

Al parecer, el cambio de diócesis de Demetrio Fernández se haría público este sábado, a la par que se anuncia que el actual obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, será el titular de la diócesis de Valladolid y su auxiliar, Mario Iceta, su sustituto en la sede vizcaína. Sobre las vacantes de Huesca y Teruel no han trascendido nombres.

Jesús Sanz Montes se despidió a finales de enero de los feligreses oscenses tras nueve años al frente de la diócesis. Sanz, que se mantiene todavía como administrador apostólico, no tiene sucesor, al igual que José Manuel Lorca, que estuvo en Teruel cinco años, y ahora es arzobispo de Cartagena.

El único prelado que, de momento, mantiene su sede –además de Ureña– es Alfonso Milián, titular de la diócesis de Barbastro-Monzón, desde 2004.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído