237.143 declaraciones más que el año pasado

9 millones de “cruces” a favor de la Iglesia católica

Martínez Camino: “Lo poco que cuesta marca la x y lo mucho que rinde”

"Con poco dinero, la Iglesia sigue haciendo mucho por tantos que todavía necesitan tanto"

«Marcar La casilla de la Iglesia no cuesta nada y, sin embargo, rinde mucho». Así de satisfecho saludó el portavoz del episcopado, Juan Antonio Martínez Camino, los resultados cosechados por la institución católica en la última declaración de la Renta. Con cifras espectaculares en plena crisis: 9 millones de contribuyentes y 237.143 declaraciones más que el año pasado, lo que supone un aumento de 712.000 declaraciones en los dos últimos años.

Con estos declarantes, la recaudación de la Iglesia católica por la asignación tributaria ascendió a 252.682.547 euros, lo que significa un incremento de más de 11 millones de euros con respecto al ejercicio anterior.

La proporción de las declaraciones a favor de la Iglesia católica (es decir, los que marcan sólo la casilla de la Iglesia) es del 34,31% o 7 millones de declaraciones. A eso hay que sumar el 20-25% de los que marcan las dos casillas, la de la Iglesia y la de «otros fines sociales». En total, para la Iglesia, 9 millones de contribuyentes que asignan a favor de la Iglesia católica.

Excelentes resultados, pues, pero los obispos tampoco quieren echar las campanas al vuelo. Al contrario, recuerdan que estos resultados «permitirán mantener el sostenimiento de las actividades básicas de la Iglesia en niveles de eficiencia y austeridad semejantes a los que han venido siendo habituales hasta ahora».

Por eso, recuerdan a sus fieles que la parte del león de la financiación de la Iglesia católica no procede de la asignación tributaria, sino de su colaboración directa al sostenimiento eclesial a través de «colectas o suscripciones«. Una colaboración que, según los prelados, «sigue siendo absolutamente indispensable».

«Con poco dinero, la Iglesia sigue haciendo mucho»

El gerente del episcopado, Fernando Giménez Barriocanal, ha querido «agradecer el esfuerzo de los contribuyentes» y ha avanzado que «quizás el año que viene puedan disminuir los resultados de la casilla de la Iglesia, porque es previsible que disminuya la cuota íntegra».

En cuanto a las causas explicativas del éxito recaudatorio eclesial de este año, los obispos lo achacan a todo un síndrome de razones. En primer lugar, las campañas publicitarias que han realizado estos últimos años. En segundo lugar, que está dando frutos el esfuerzo de clarificación sobre «lo que significa y lo que hace la Iglesia en la sociedad».

Por eso, la Iglesia católica va a seguir presumiendo de su labor social y centrando mayoritariamente sus spots en ese sector de la actividad eclesial, capitaneado por Cáritas y Manos Unidas, las dos «joyas de la corona» eclesiástica. A través de ellas y de otras muchas instituciones de solidaridad, «con poco dinero, la Iglesia sigue haciendo mucho por tantos que todavía necesitan tanto».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído