El canónigo de Bracelona dice sentirse "esperanzado"

Maria Martí: «Benedicto XVI acierta en horas difíciles»

"La visita del papa a Barcelona tendrá repercusión internacional"

Maria Martí: «Benedicto XVI acierta en horas difíciles»
Josep María Martí Bonet

¡Esperemos que esta vez no llueva! Cuando Juan Pablo II se refería a Barcelona exclamaba: «Ahh, la ciudad del diluvio»

Con motivo de la visita de Benedicto XVI a Barcelona el 7 de noviembre, Josep Maria Martí Bonet propone un viaje por la historia eclesiástica desde el año 464 hasta hoy en su nuevo libro Els Papes i la diòcesi de Barcelona. El director del Arxiu Diocesà avanza esta tarde datos poco conocidos sobre las intervenciones de los patriarcas de la iglesia católica en tierras catalanas. Su ponencia se acompaña de un ciclo de proyecciones sobre Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II, inéditas en España. Lo entrevista Cristina Savall en El Periódico.

-¿Qué sucedió en el año 464?

-El obispo Nundiniario desdobló la diócesis barcelonesa creando una sede en Égara (hoy Terrassa), donde designó como obispo a su arcipreste Ireneo. Nundiniario le legó sus bienes y lo nombró su sucesor en Barcelona. El papa Hilario sentenció que los obispos no se decidían en testamentos: debían de ser elegidos por el pueblo y el clero.

-León XIII tiene capítulo propio.

-Intervino a raíz de la controversia generada por El liberalismo es pecado, libro escrito por Fèlix Sardà Salvany en 1884. León XIII defendió que debíamos de ser abiertos de pensamiento. Y pidió a las parroquias de Barcelona que impulsaran sindicatos en defensa de los intereses de los obreros y de los campesinos.

-¿Qué significó para Barcelona el Congreso Eucarístico de 1952?

-Barcelona empezó a tener proyección internacional. El cardenal Tedeschini hizo esperar a Franco hora y media para demostrar que era la Iglesia quien llevaba la procesión. Acudieron un millón y medio de personas a ver el espectáculo. Entre ellas yo. Tenía 14 años. Pero el gran enfado de Franco vino cuando Pío XII no lo citó en los agradecimientos en su discurso radiofónico. Al final, el Papa tuvo que escribir una carta que contentara a Franco.

-¿Qué trascendencia tendrá la visita del Papa a Barcelona?

-Tendrá repercusión internacional. Es muy importante: se consagrará la Sagrada Família, que es el emblema de Barcelona.

-En este templo, Juan Pablo II rezó el Angelus en 1982.

-¡Esperemos que esta vez no llueva! Cuando Juan Pablo II se refería a Barcelona exclamaba: «Ahh, la ciudad del diluvio».

-Entonces no había ni papamóvil ni ceremonia por internet.

-La tecnología ha evolucionado, pero el mensaje de Jesús sigue siendo el mismo.

-¿Qué opina de Benedicto XVI?

-Es inteligente y de gran categoría humana. Acierta en momentos difíciles, estoy esperanzado.

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído