En la capilla de Los Remedios de Cimadevilla

Roba en una iglesia para irse de fiesta

El detenido, de 30 años, presenta un amplio historial delictivo

La emprendió a golpes con el cajetín que recoge las monedas que los fieles usan para encender cirios, y se fue a la carrera

Se le había presentado un plan para el viernes por la noche, pero se encontró que no tenía un céntimo. Así que, ni corto ni perezoso, se introdujo en la popular capilla de Los Remedios, en Cimadevilla, la emprendió a golpes con el cajetín que recoge las monedas que los fieles usan para encender cirios, y se fue a la carrera. Lo cuenta La Voz de Asturias.

Los porrazos a los que sometió al dispositivo despertó la atención de personas que se encontraban en los alrededores de la capilla, que avisaron a la Policía. Cuando se personaron en el lugar, los agentes recibieron una sorprendente respuesta a sus preguntas: «Robé para irme de fiesta«. No ha trascendido la cuantía del dinero sustraído y recuperado, ni tampoco la identidad del varón.

No obstante, el individuo, de 30 años, no era ningún desconocido para los agentes del Cuerpo Nacional de Policía. No en vano, el detenido presenta un amplio historial delictivo. Entre sus actividades delictivas figura el robo de un bolso a una mujer de 78 años de La Calzada a la que empujó en el rellano de su casa con el fin de sustraerle sus bienes.

El robo, la pasada semana, había causado alarma en los barrios del Natahoyo y La Calzada. Ahora, con la detención del presunto autor del robo, el Cuerpo Nacional de Policía ha tratado de calmar los ánimos de los vecinos.

El hombre detenido en la tarde del pasado viernes presenta un expediente policial que asciende a los 21 pequeños delitos.

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído