El nuevo obispo de Sigüenza-Guadalajara dice que no llega con un programa pastoral preconcebido

El nuevo obispo de Sigüenza-Guadalajara, monseñor Atilano Rodríguez Martínez, ha asegurado, durante la homilía celebrada con motivo de su toma de posesión, que no tiene ningún programa pastoral preconcebido y que se fija como objetivo inmediato la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebrará en Madrid en agosto.

Rodríguez ha señalado que la JMJ, que ha calificado como un «magno acontecimiento eclesial», tiene que ayudar a seguir «cuidando e impulsando con la ayuda del Señor la pastoral juvenil y vocacional en la Diócesis, como ya lo estáis haciendo en estos momentos».

De otro lado, ha señalado en cuando al transcurso de su labor al frente de la Diócesis, que «con el paso de los días, desde la experiencia de la comunión eclesial, iremos pensando algunos objetivos y acciones pastorales que reclamen una especial dedicación y atención en el futuro».

El nuevo obispo de Sigüenza-Guadalajara ha comenzado sus palabras dando gracias a Dios «y a cuantos me acompañáis con vuestra presencia y con vuestra oración». Así, ha resaltado especialmente la presencia del nuncio del Papa, monseñor Renzo Fratini, por medio del cual ha querido manifestar su «comunión sincera, cordial y obediente al Santo Padre Benedicto XVI por haberme confiado esta nueva responsabilidad al servicio de la Iglesia».

También ha tenido palabras para las autoridades civiles allí presentes –entre las que se encontraban el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y la presidenta regional del PP, María Dolores de Cospedal, a las que ha prometido su «leal colaboración en la búsqueda del bien común y en la consecución del bienestar espiritual, social y cultural de nuestro pueblo».

SALUDO Y GRATITUD

«Mi saludo y mi gratitud también para los queridos hermanos en el Episcopado por su cercanía, comprensión y ayuda», ha señalado Rodríguez, quien ha saludado especialmente al cardenal Francisco Alvarez Martínez, así como al arzobispo de Sevilla «e ilustre seguntino», Juan José Asenjo Pelegrina.

El nuevo obispo de Sigüenza-Guadalajara ha tenido también palabras para José Sánchez, quien hasta hoy era obispo de Sigüenza-Guadalajara, al que le ha agradecido «de corazón» sus desvelos apostólicos. «Le pido al Señor que premie abundantemente su amor a la Iglesia, su fidelidad al Evangelio y su cercanía a los más necesitados de la sociedad», ha agregado.

Asimismo, ha pedido a todos los miembros de la Diócesis «que me consideréis desde este momento un miembro más de vuestra querida tierra y que me ayudéis a ser con vosotros un buen cristiano y para vosotros un buen obispo, como en su día pedía San Agustín para sí mismo».

Rodríguez ha concluido su intervención invitando a los presentes «a poner el futuro de la evangelización, las dificultades, sufrimientos y problemas de todos los diocesanos, así como el ministerio que Dios me ha confiado, por medio del Santo Padre, en las manos de la Santísima Virgen, patrona de la Catedral y de la diócesis, a quien los hijos de esta bendita tierra profesáis profunda devoción».

«Ella, que engendró a su Hijo con entrañable amor de Madre y lo mostró después a todos los pueblos de la tierra como luz de las naciones y como el Salvador del mundo, nos sostenga en la fe y nos acompañe en nuestros trabajos apostólicos. Nos acogemos bajo su amparo y le pedimos que venga con nosotros al caminar», ha concluido.

BIENVENIDA

Momentos antes de la homilía, el administrador apostólico de la Diócesis, José Sánchez, ha ofrecido unas palabras de bienvenida al nuevo obispo al que ha recibido, en nombre de toda la Diócesis «con los brazos abiertos y con el corazón bien dispuesto».

En la misma línea, el nuncio, monseñor Renzo Fratini, tras saludar a todos los presentes, particularmente a José Sánchez por su servicios prestado tras 19 años en la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara y al que ha dado las gracias en nombre del Papa, ha transmitido los mejores deseos al nuevo obispo.

Igualmente, y ante la «creciente secularización» que vive la sociedad hoy en día, ha dicho al nuevo obispo que se hace «urgente» que toda tarea episcopal «enderece» las actividades y servicios hacia la preocupación por la transmisión integra de la fe». Además, le ha dado las gracias y le ha deseado tenga una «feliz y muy fecunda misión».

AUTORIDADES

En la toma de posesión de Atilano Rodríguez como obispo de Sigüenza-Guadalajara, que se ha producido en una abarrotada Catedral de la localidad, han estado presentes un total de 35 autoridades eclesiásticas de toda España y de Castilla-La Mancha, entre cardenales, arzobispos y obispos.

También han asistido autoridades civiles tanto de Castilla-La Mancha como de España como el alcalde de Guadalajara, Antonio Román; el de Sigüenza, Francisco Domingo; el de Oviedo, Gabino de Lorenzo; y el de Ciudad Rodrigo, Francisco Javier Iglesias García.

Precisamente, antes de que tuviera lugar la toma de posesión, el presidente de Castilla-La Mancha, ha garantizado al nuevo obispo su «colaboración franca y leal» tal y como se dio con monseñor José Sánchez, al que ha envidado un caluroso abrazo en nombre de todos los castellano-manchegos, ya que «han sido muchos años de colaboración y «le tenemos cariño y afecto».

Por su parte, la presidenta del PP en Castilla-La Mancha ha deseado a Atilano Rodríguez toda «suerte de parabienes», al tiempo que ha señalado que este acto es una manera de poner en valor Sigüenza desde el punto de vista religioso, cultural y social, razón por la que «he querido estar hoy aquí».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído