Osoro dice, sobre el fallecimiento de García-Gasco, que «no sólo ha muerto un arzobispo, sino un amigo»

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha señalado este lunes, en relación con el fallecimiento el domingo en Roma del cardenal Agustín García-Gasco, que «no sólo ha muerto el cardenal que fue arzobispo de Valencia, sino que ha muerto un amigo».

El prelado ha destacado del fallecido «su amor y su fidelidad a la Iglesia mostrada y demostrada durante su vida» y ha agradecido «todas las muestras de condolencias recibidas» por parte de las diferentes instituciones valencianas y, en especial, la labor del vicepresidente tercero del consell Juan Cotino, que hoy todavía continua en Roma para agilizar la repatriación de los restos mortales del cardenal García-Gasco, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

De hecho, Osoro será el encargado de presidir el funeral del cardenal, que se celebrará el miércoles a las 17.00 horas en la Catedral de Valencia.

Los restos mortales del arzobispo emérito de Valencia llegarán esta noche a la capital valenciana por vía aérea desde Roma y la capilla ardiente permanecerá abierta en el Salón del Trono del Palacio Arzobispal este martes, de 11 a 20 horas, y el miércoles, de 10 a 16 horas, según ha dispuesto en un decreto monseñor Osoro.

A continuación, a las 17 horas, se celebrará el solemne funeral en la Catedral de Valencia, en cuya capilla de San José recibirán luego sepultura los restos mortales del purpurado, según era su voluntad.

Por otra parte, en el mismo decreto, el Arzobispo ha declarado tres días de luto oficial en la archidiócesis, correspondientes al 2, 3 y 4 de mayo, y pide a que en todas las parroquias e iglesias abiertas al culto se eleven preces por el eterno descanso del cardenal García-Gasco.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído