Insta a la Diputación Foral de Alava a cobrárselo

El Ayuntamiento de Alegría-Dulantzi demanda que la Iglesia pague el IBI

La moción fue presentada por el concejal socialista Natxo Sáenz

El Ayuntamiento de Alegría-Dulantzi demanda que la Iglesia pague el IBI
Natxo Saens y el ayuntamiento de Alegria-Dulantzi

"No entendemos que si el Vaticano paga el IBI en Italia, ¿por qué aquí no?", afirma el concejal socialista Natxo Sáenz

El pleno municipal de Alegría-Dulantzi aprobó el jueves una moción por la que insta a la Diputación Foral de Alava a que elimine la exención del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a favor de la Iglesia Católica sobre los bienes patrimoniales. «No entendemos que si el Vaticano paga el IBI en Italia, ¿por qué aquí no?», afirma el concejal socialista Natxo Sáenz

Según ha explicado el concejal socialista, dicha exención también se aplica cuando los bienes y las obras están relacionadas con actividades ajenas al culto y puramente mercantiles cuyo objetivo es la obtención de ingresos. «Esto ocurre por ejemplo en inversiones inmobiliarias o explotaciones comerciales que realizan en competencia con empresas privadas, o incluso públicas, que sí están sujetas al pago de impuestos».

La moción socialista salió aprobada con el apoyo de un miembro de Bildu y el voto de calidad del alcalde de Alegría-Dulantzi. Asimismo se instó a la Diputación alavesa a eliminar la casilla del Impuesto sobre la renta de las Personas Físicas, Impuesto sobre el Valor Añadido e Impuestos especiales «con el fin de que sea destinado como financiación para los ayuntamientos». También se insta al Gobierno de España a revisar el Concordato entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos económicos.

La moción socialista salió adelante en un pleno polémico, sobre todo a tenor de la votación final. De los 11 concejales que forman el Consistorio, acudieron 10 -faltó uno de los cuatro de la Agrupación Independiente de Alegría, que gobierna el municipio en minoría-. Podía haber empate. Y lo hubo.

A favor del planteamiento del PSE votaron los tres ediles independientes y uno de los tres que tiene Bildu. Y en contra, los otros dos concejales de Bildu así como los dos del PNV y el que tiene el PP.

Con lo que fue necesario el voto de calidad del alcalde, Joseba Garitagoitia. Se posicionó a favor de pedir a la Diputación que elimine la exenció del IBI a la Iglesia Católica. «El Ayuntamiento de Alegría-Dulantzi necesita ingresos porque arrastra un importante endeudamiento en los últimos años. Y ahora que bajan los ingresos procedentes del Fondo de Financiación de las Entidades Locales (Fofel) han caído «de manera considerable, es momento de que todos colaboren».

El municipio de la Llanada alavesa es el primero en hacer este planteamiento, «pero hay compañeros socialistas en la Diputación de Gipuzkoa y en la de Bizkaia y también aquí, en el Ayuntamiento de Vitoria, que están trabajando en el mismo sentido».

Natxo Sáenz, que cumple su quinto año como concejal en la localidad -es su segunda legislatura-, ya propuso en 2011 una moción para implantar en Alegría-Dulantzi el bautizo civil, «pero no salió adelante». En este 2012 volverá a intentarlo y ya trabaja en una ordenanza para ello.(RD/Agencias)

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído