Pasaron allí fin de año

Trabajadores de Roca se encierran en la catedral de Sevilla

La Iglesia les habilitó un espacio en el templo, junto al belén abierto al público

Los trabajadores han mostrado su agradecimiento por el "buen trato" recibido por parte del personal del templo

Los trabajadores de la factoría de Roca en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) que este lunes se encerraron en la Catedral de Sevilla en contra del anunciado cierre de la planta alcalareña han pasado sus primeras noches «con mucho frío» y sin haberse comido las uvas con las campanadas para dar la bienvenida a 2013 porque consideran que «no hay ánimo de celebrar».

Así lo han indicado a Europa Press fuentes del comité de empresa, que han explicado que los trabajadores están haciendo turnos de unos 50 compañeros cada 24 horas para mantener este encierro, como mínimo, hasta hoy, cuando representantes de los trabajadores «acudirán a Madrid a dialogar con la dirección de la empresa» sobre el cierre de esta planta alcalareña que, según recuerdan, supone la extinción de 228 empleos en dicha factoría.

De este modo, los empleados han resaltado que aunque «es duro» permanecer encerrados y alejados de la familia en unas fechas tan señaladas como son la Nochevieja o el primer día del año, cuentan con el apoyo de sus seres queridos para «luchar» y «pedir a quien haga falta» que intermedie para mantener la actividad de la fábrica en Alcalá.

Así, han elegido la Catedral de Sevilla para encerrarse por ser «un símbolo de la ciudad», como también consideran que es la fábrica alcalareña que, según han afirmado, es el centro «de mayor productividad de toda España» de Roca, una empresa que «tiene en los últimos años beneficios de 20 millones de euros».

Por ello, los empleados tienen previsto seguir turnándose para mantener el encierro en el espacio que se les ha habilitado en el templo, próximo al belén abierto al público dentro de la Catedral, junto con pancartas en las que puede leerse ‘La familia Roca estafa a los trabajadores’ o ‘No al cierre de Roca’.

Los trabajadores han mostrado su agradecimiento por el «buen trato» recibido por parte del personal del templo y han anunciado que el jueves o el viernes llevarán a cabo una asamblea en la que decidirán si prolongar o no el encierro, «en función de lo que se extraiga de la reunión en Madrid».

Este lunes, antes del encierro, los empleados se concentraron ante el Parlamento andaluz de forma simultánea a la reunión celebrada entre representantes de UGT, CCOO y el comité de empresa de Roca en Alcalá junto a los tres partidos con representación parlamentaria, PSOE, PP e IU; que transmitieron su «apoyo» a los empleados y se «comprometieron» a convocar la Diputación Permanente en el Parlamento en enero para emitir una resolución conjunta apoyando sus reivindicaciones, según los empleados.

Asimismo, los trabajadores instan tanto al Gobierno central como a la Junta para que «contacten con la dirección de Roca y defiendan el mantenimiento de la actividad en Alcalá». En ese sentido, instan a la ministra de Empleo y Seguridad Social para que «adopte una posición clara y arbitre todas las medidas posibles para evitar este cierre«. Además, pretenden hacerle ver al Ministerio la «ilegalidad» del expediente de regulación de empleo (ERE) planteado.

(Rd/Ep)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído