Las diócesis españolas celebran oficios por las víctimas del accidente

El funeral de Estado por las víctimas de la tragedia de Santiago, el lunes

Las familias han comenzado a celebrar exequias en las localidades de los fallecidos

Las familias han descartado celebrar exequias conjuntas, lo que no quita para que haya un funeral institucional, que contaría con la presencia de los Reyes y de las altas autoridades del Estado

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha señalado que el Gobierno está analizando posibles actos de homenaje y recuerdo a las víctimas del accidente de tren registrado este miércoles en Santiago y que se baraja «la idea del lunes como fecha probable» para celebrar un funeral en la capital gallega, aunque ha matizado que no hay un día «cerrado» para este acto.

Lo ha manifestado en una comparecencia conjunta con la consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, en la que ha recordado que aún no ha pasado «día y medio» desde que se produjo el descarrilamiento del tren, que ha dejado «en torno a 80» víctimas mortales –78 según los datos que maneja la Policía Científica– y decenas de heridos.

Al respecto, ha subrayado que «lo prioritario» en las primeras horas tras el suceso y lo que ha centrado principalmente la atención de la Xunta ocuparse de víctimas y funerales. Será a partir de ahora, ha agregado Rueda, cuando «toca plantearse actos de homenaje y recuerdo» a las víctimas.

A la espera de este funeral, distintas instituciones gallegas y del resto del Estado español han convocado a lo largo de esta jornada actos conmemorativos y de silencio en recuerdo de las víctimas.

Las familias han descartado celebrar un funeral conjunto. Así, prefieren celebrar las exequias por separado y en la intimidad, hacerlo «en privado», lo que no quita para que se celebre un funeral sin los cuerpos de carácter institucional, que contaría posiblemente con la presencia de los Reyes y de las altas autoridades del Estado.

Por su parte, los obispos de la mayoría de las diócesis españolas han remitido escritos de condolencia a su homólogo de Santiago, Julián Barrio, en los que le informan, además, de los oficios religiosos que están realizando por las víctimas del accidente ferroviario de Compostela.

El arzobispo de Toledo y primado de España, Braulio Rodríguez Plaza, expresa en su mensaje «su cercanía y afecto» con los familiares y «todos los que han sufrido las consecuencias, especialmente a los vinculados con esta archidiócesis».

Juan del Río Martín, arzobispo castrense, indica en su carta que se une «al dolor por la tragedia», y el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, señala que, tras el reciente accidente de carretera sucedido en Ávila, comprende «mejor la enorme tragedia».

José Manuel Lorca Planes, obispo de Cartagena, expresa «la cercanía» de la comunidad cristiana murciana, mientras que el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, ha pedido en los oficios religiosos «serenidad» para los familiares de las víctimas.

El obispo de la diócesis de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui, «promete su oración»; el de Mallorca, Javier Salinas, pide «una oración especial» en las eucaristías de este fin de semana, y Casimiro López Llorente, obispo de Segorbe-Castellón, confía en que los afectados y cuantos les asisten, «encuentren en la fe la fuerza necesaria».

La tragedia estuvo presente en el oficio de ayer del obispo de Astorga, Camilo Lorenzo, y del obispo de Salamanca, mientras que la diócesis de Palencia eleva una oración por los fallecidos.

Ricardo Blázquez, obispo de Valladolid, invita «los fieles a participar» en las liturgias y actos civiles que se organicen.

El vicario general de la diócesis de Lugo, Mario Vázquez Carballo en nombre del obispo Alfonso Carrasco, ha enviado «la más sincera condolencia y solidaridad», mientras que el obispo de Mondoñedo Ferrol, Manuel Sánchez Monge, a través de las redes sociales, expresa sus condolencias desde Brasil, donde participa en la Jornada Mundial de la Juventud, junto al papa Francisco.

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, confía en la recuperación de los heridos, y Mario Iceta, obispo de Bilbao, envía un abrazo a las víctimas porque, a pesar de estar lejos, «para la Iglesia no hay distancias ni territorios acotados».

Bernardo Alvárez, obispo de Tenerife; el obispo de Teruel y de Albarracín, Carlos Escribano; el obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, también han mostrado sus condolencias.

El obispo de Guadix-Baza, Ginés García Beltrán, reseña su solidaridad en las redes sociales, un medio también utilizado por las diócesis de Mondoñedo-Ferrol; Astorga; Zamora; Huesca; Coria, y Getafe.

(Rd/Agencias)

 

Te puede interesar

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído