También responsables de la bomba en La Almudena

Detienen en Barcelona a los autores del atentado contra la basílica del Pilar

Dos ciudadanos chilenos pertenecientes al Comando Mateo Morral

El comunicado acusaba a la basílica de ser "templo nacional y santuario de la raza"

La Policía Nacional ha detenido en Barcelona a los presuntos autores del ataque con un artefacto explosivo a la Basílica del Pilar de Zaragoza el pasado 2 de octubre, ambos de nacionalidad chilena. Al parecer, ambién son responsables de la bomba en la catedra de La Almudena de Madrid.

Los detenidos, F.S.D. y M.C.S., han sido arrestados a las 2.50 horas por agentes de la Comisaría General de Información de Madrid y Barcelona, según ha informado este miércoles el Ministerio de Interior.

Esta acción fue reivindicada por el grupo de extrema izquierda denominado Comando Insurreccional Mateo Morral, el mismo que meses antes se había responsabilizado de la colocación de un artefacto en la Catedral de la Almudena de Madrid que, sin embargo, no llegó a explotar.

El pasado 3 de octubre, un día después del ataque contra la Basílica del Pilar, el grupo reivindicó la acción en un comunicado en el que decía advertir de «que estandartes fascistas como éste no son y jamás serán lugares seguros».

«La Basílica del Pilar es uno de los templos significativos para los detentadores del poder. Visitada por Franco en varias ocasiones y por el Papa Juan Pablo II en 1982 y 1984, se erige como uno de los principales símbolos y punto de encuentro del fascismo», afirmaba.

Asimismo protestaba ante el hecho de que «la Virgen del Pilar es patrona y reina de la hispanidad, en el interior del templo cuelgan como verdaderos trofeos las banderas de todos los Estados que dominan el territorio latinoamericano. Haciendo gala del exterminio provocado por la civilización al costado del templo se encuentra la Plaza del Pilar que cuenta con la fuente de la hispanidad que dibuja el mapa del continente centro y sudamericano».

También reprochaba que la Virgen sea la patrona de la Guardia Civil tras una orden firmada por Alfonso XIII, «el mismo que fuera blanco del anarquista que da nombre a nuestro grupo y que revivimos en febrero del presente año en otro ataque a un símbolo del poder» (el ataque a la Almudena).

«Luego del triunfo del fascismo en 1939, se declara al Pilar como templo nacional y santuario de la raza. Pasa a ser un lugar privilegiado para Franco y su séquito, quienes le otorgaron una importancia central en la toma de Zaragoza y su victoria ante el Frente de Aragón», insistía el comunicado.

El texto también recordaba que «en este templo yace el cadáver del empresario y cardenal Juan Soldevila, muerto a manos de Los Solidarios en 1923 por ser uno de los financistas de los pistoleros de la patronal».

(RD/Ep)

 

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído