Afirma el "origen síquico" de la homosexualidad

El obispo de Málaga justifica a Sebastián

Catalá echa mano del Catecismo para responder

Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales. No eligen su condición homosexual. (...) Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza

El obispo de Málaga, Jesús Catalá, remitió ayer al Catecismo para valorar las polémicas declaraciones que el cardenal Fernando Sebastián realizó sobre la homosexualidad.

Fuentes del Obispado precisaron que Catalá apela a la literalidad de lo que dice el Catecismo católico, que entre otras cosas reza: «La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas». «Su origen síquico -prosigue el texto católico- permanece en gran medida inexplicado. (…) Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales. No eligen su condición homosexual. (…) Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza».

Por ese motivo, el Catecismo advierte a sus fieles que «se evitará, respecto a ellos, todos signos de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida y si son cristianas a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición».

Asimismo, concluye: «Las personas homosexuales (…) pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana». Con estos argumentos quiso responder ayer Catalá al ser preguntado por las declaraciones en las que monseñor Sebastián dijo que la homosexualidad es una «sexualidad deficiente que se puede normalizar con tratamiento».

(RD/Agencias)

 

Te puede interesar

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido