"Coronamos una etapa más, vamos avanzando"

Sistach destaca el avance en la construcción de la Sagrada Familia

A los cinco años de la visita de Benedicto XVI

Sistach destaca el avance en la construcción de la Sagrada Familia
Cardenal Sistach

La eucaristía ha coincidido con el anuncio de la decisión del Papa Francisco de designar a Juan José Omella como nuevo arzobispo de Barcelona

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha destacado este domingo el avance en la construcción del templo de la Sagrada Familia, en el marco de la homilía que ha hecho ante miles de personas.

«Hoy, conmemorando el quinto aniversario de la dedicación de este templo, coronamos una etapa más de su construcción. Con goce hemos bendecido la primera de las dos sacristías del templo, una auténtica joya artística, vamos avanzando», ha afirmado Sistach.

La misa de estos cinco años de la visita de Benedicto XVI ha acabado con el canto del Virolai.

La eucaristía ha coincidido con el anuncio de la decisión del Papa Francisco de designar a Juan José Omella como nuevo arzobispo de Barcelona en sustitución de Sistach e impulsor de la visita del anterior pontífice a Cataluña.

Benedicto XVI presidió hace cinco años la ceremonia de dedicación de la Sagrada Familia –justo 28 años después de la visita de Juan Pablo II a la capital catalana– en una visita relámpago que duró escasamente 22 horas.

Tras pernoctar en el Palacio Arzobispal, Benedicto XVI hizo un recorrido con el Papamóvil hasta la basílica proyectada por Antoni Gaudí, que dedicó al culto; almorzó con obispos y cardenales, y realizó una visita a la Obra Benèfica Nen Déu.

OBRAS

La basílica centra actualmente los trabajos de construcción en los próximos años en sus seis torres centrales, que presidirá la torre de Jesucristo, que tendrá una altura de 172,5 metros.

Para la construcción de estas seis torres se utilizará un procedimiento inédito en una construcción de estas características, con el tensado de las piedras: se construirá con bloques de piedra de hasta 6×5 metros por panel y barras de acero que tensan y refuerzan la piedra, y que además resiste mejor la fuerza del viento.

Este último trimestre de 2015 se han iniciado los trabajos con la piedra, pero no será hasta 2017 cuando sea visible que se comienzan a crecer, y que la previsión es que en 2020 esté completada la parte parabólica de las torres, y que luego se comienzan a construir los pináculos, labor que durará dos o tres años.

En el primer semestre de 2016 se prevé que avancen los trabajos del pórtico de la fachada de la Pasión, y la basílica prevé finalizar la parte arquitectónica del templo en 2026. (RD/Ep)

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído