Se pedirá por el cuidado de la tierra

Rogativa de Arratia en el aniversario de Laudato si’

"Lo que nos interesa es que sea una jornada participativa"

Rogativa de Arratia en el aniversario de Laudato si'
Karmen Ibarra y Iurdana Acasuso mostrando el programa del día Diócesis de Bilbao

(Diócesis de Bilbao).- Se trata de una coincidencia ‘providencial’ ya que como manda la tradición, el sábado siguiente a la festividad de San Antonio de Padua, las parroquias del valle de Arratia realizan la rogativa al santuario. Precisamente, el día 18, se cumple un año desde que se publicara la encíclica verde del Papa y el mensaje de la rogativa se inspira en el contenido de la misma. En esta ocasión la responsabilidad de la organización ha recaído en la parroquia de Dima.

Karmen Ibarra y Iurdana Acasuso, del Consejo Parroquial, dan algunas claves sobre la actualización de esta oración pública.

¿Por qué una Rogativa?

Tiene tres objetivos. Por una parte, queremos actualizar una tradición que se remonta a cuando los campesinos acudían a San Antón y Mari en momentos de necesidad y penuria. Por otra parte, la Rogativa es una buena manera de hacer comunidad entre las diferentes localidades del valle y, por último, previamente a realizar el itinerario de forma conjunta nos sirve para reflexionar sobre un tema en concreto que este año se centra en la Encíclica.

¿Y para qué?

Las rogativas surgieron principalmente ante tres calamidades: en época de guerra, en tiempo de enfermedad o peste y, en temporada de sequía. Hoy en día prima la fraternidad, la solidaridad y el trabajo en equipo o lo que en nuestro entorno se denomina ‘auzolana’. Hace años, cada parroquia organizaba su propia rogativa, pero de un tiempo a esta parte, nos juntamos los parroquianos de Arantzazu, Areatza, Artea, Bedia, Dima, Igorre, Lemoa y Ubidea y realizamos la procesión conjunta.

¿Suele acudir mucha gente?

Unas 300 o 400 personas, aunque más que el número de personas lo que nos interesa es que sea una jornada participativa. Algunos peregrinos irán andando, otros en transporte público y esperamos que los menos, utilizarán el coche particular. Llegaremos a Urkiola hacia las 11 de la mañana y desde allí nos dirigiremos al santuario mientras entonamos las letanías. Repartiremos unas hojas con las oraciones del día. El Coro de Dima acompañará en la Eucaristía y en el ofertorio se presentarán algunos símbolos significativos de nuestra comarca. Queremos que se visibilice que la Iglesia, al igual que en otros ámbitos, sabe organizar actividades conjuntas en el valle.

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído