Los obispos, "preocupados" por el Brexit, dicen que Europa es un "bien moral"

Presentan un documento sobre Jesucristo para sus 10 millones de fieles, «una clientela mayor que la de cualquier partido o club»

El texto critica implícitamente a José Antonio Pagola y, explícitamente, a Andrés Torres Queiruga

Presentan un documento sobre Jesucristo para sus 10 millones de fieles, "una clientela mayor que la de cualquier partido o club"
José María Gil, Adolfo González y Agustín del Agua

González Montes: "No pasó por Roma antes, pasará después, porque los obispos ejercen libremente su magisterio"

(José Manuel Vidal).- El cardenal Cañizares acuñó, hace años, el concepto de la unidad de España como bien moral. Ahora, los obispos españoles, «hondamente preocupados» por la deriva del Brexit, aseguran que «no puede ser ignorada la unidad de Europa como valor moral». Así lo dijo el presidente de la comisión episcopal de Doctrina de la Fe, Adolfo González Montes, en la presentación de un documento sobre Jesucristo, dirigido a los fieles católicos, «una clientela mayor que la de cualquier partido o club»

Tanto el secretario general de la Conferencia José María Gil Tamayo, como el presidente de Doctrina de la Fe, monseñor González Montes, acaban de estar reunidos con sus homónimos europeos y han podido constatar, de primera mano, que «hay una enorme preocupación en Europa por el Brexit». Por eso, el secretario del episcopado asegura que «Europa solo puede ser grande unida y desde sus raíces cristianas».

Tamayo denuncia la deriva de una «Europa envejecida», como dice el Papa, con «peligro de encerrarse en sí misma» y asentada sólo «en los valores de los mercaderes», lo cual la conduciría a desatender «las necesidades de los más desfavorecidos, entre ellos los emigrantes y los refugiados»

Apoyado en el «incuestionable europeismo de los obispos», el titular de Almería, González Montes, dice que los prelados europeos creen que el Brexit fue «una decisión precipitada» y apuesta por la unidad de Europa como valor moral.

De hecho, monseñor González Montes pasó esta mañana por la Casa de la Iglesia, para presentar el documento «Jesucristo, salvador del hombre y esperanza del mundo». Un documento doctrinal, que tardó tres años en alumbrarse, para fortalecer en la fe y los valores morales de los numerosos fieles de la iglesia católica. «En España van a misa 10 millones de personas. No hay partido ni club que tenga esta clientela. La fe tiene, por lo tanto, una importante implantación sociológica en España, donde, hasta los alejados y los laicos tienen esquemas culturales religiosos»

La Iglesia presume de católicos. Al menos en cantidad. Porque el prelado almeriense asegura que son muchos, pero con escasa formación. «Falta mucha formación en los fieles». Y para «instruir» a los católicos, la Conferencia ha publicado este documento, hecho a imagen y semejanza del obispo de Almería, que lo pilotó durante estos últimos tres años.

Documento que nace con polémica

Un documento que encontró muchas resistencias y oposición tanto en el seno del episcopado como en el de la comunidad de teólogos españoles. Entre otras cosas, primero porque tanto los prelados como los teólogos temían que rezumase el talante y la doctrina de la época anterior. Y, en segundo lugar, porque en sus primeros bocetos se condenaba la Cristología de varios de los más prestigiosos teólogos españoles, como José Antonio Pagola, José Ignacio González Faus o Andrés Torres Queiruga.

Después de los sucesivos «afeites», el documento «no tuvo que enviarse de vuelta a los corrales», como se enorgullecía el prelado de Almería, pero sí ha salido con algunas condenas teológicas. Por ejemplo, queda en él una referencia a Pagola, pero sin citarlo por su nombre, cuando critica «aquellas aproximaciones a Jesús que pretenden fundamentarse sólo sobre datos que la investigación en curso considera históricos».

En cambio, sí aparece citado con su nombre completo, en una cita a pié de página, el prestigioso teólogo gallego Andres Torres Queiruga, y la «notificación sobre algunas de sus obras» hecha por monseñor González Montes en el mes de febrero de 2012, es decir antes de la llegada de Francisco al solio pontificio.

En el texto al que corresponde la cita señalada, el documento dice que «tanto la encarnación como la resurrección han sido objeto de interpretaciones que ofrecen no pocas dificultades contrastadas con la doctrina de la Iglesia».

A pesar de esas referencias críticas a algunos teólogos españoles, González Montes cree que el documento «no censura». Eso sí, los autores aludidos «tendrían que probar que sus afirmaciones se compaginan con la dogmática de la Iglesia».

También niega el prelado andaluz que el documento haya tenido oposición, sino más bien «debate, como todos los documentos episcopales y menor que el reciente ‘Iglesia servidora de los pobres'».

Desmiente, asimismo, que, en contra de lo publicado por algún medio católico, el documento episcopal haya sido sometido a la consideración de la Congregación para la Doctrina de la Fe de Roma, para que le diese su visto bueno.

«Eso es fantasía y ciencia ficción», dijo González Montes. Y añadió: «No pasó por Roma antes, pasará después, porque los obispos ejercen libremente su magisterio». Aunque reconoció que la comisión doctrinal española «está en diálogo continuo con Roma».

En definitiva, un documento largo (106 páginas, 184 notas y 4 capítulos) que, como decía Agustín del Agua, el director del secretariado de la comisión episcopal para la Doctrina de la Fe, «es largo, denso, no al uso y hay que dedicarle tiempo».

Pero, si las comunidades lo acogen y lo estudian, puede servir para que los fieles puedan argumentar su fe en el contexto actual y dar razones de ella. Y así, impedir «la reducción del cristianismo a la esfera de lo privado» o que los jóvenes crean no sólo porque «mole». «A veces, las nuevas generaciones piensan que Jesucristo mola mucho. Y cuando deje de molar, ¿qué hacemos?», se preguntaba retóricamente el obispo. Formarlos bien, para que sepan «que Cristo no es un Salvador más entre otros, sino el mediador único y universal».

Para leer o descargar el documento en pdf, pinche aquí

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído