"Ahora no se habla de las cosas negativas de la Iglesia, se habla del Papa"

Cardenal Amigo: «El Papa atrae con la seducción de la sencillez, la de dar la vida por los demás sin que se note»

Un amigo musulmán sobre el Papa: "Si hay un hombre bueno y justo, nos pertenece a todos"

Cardenal Amigo: "El Papa atrae con la seducción de la sencillez, la de dar la vida por los demás sin que se note"
El cardenal Amigo

(José M. Vidal/Agencias).- Franciscano, por franciscano y por ser dele estilo de Francisco antes de tiempo, el cardenal Carlos Amigo analizó en Melilla la figura del Papa Bergoglio en Melilla y dijo, entre otras cosas, que «el Papa atrae con la seducción de la sencillez, no esa que entendemos como discreción, sino la que implica dar la vida por los demás sin que se note».

También aseguró que el papa Francisco ha conseguido que se hable más del pontífice y menos de polémicas que salpican a la Iglesia católica, como la pederastia, la filtración de secretos o las cuentas de la banca vaticana.

«Ahora no se habla de la Iglesia, se habla del papa«, ha asegurado durante su discurso en la apertura del curso 2016-2017 de la UNED en Melilla.

Monseñor Amigo ha afirmado que «la Iglesia no estaba tan mal» cuando el hasta entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio fue elegido papa, pese a las críticas por casos de pederastia cometidos por religiosos, el denominado «Vatileaks» por la revelación de secretos o el escándalo del Instituto para las Obras de Religión (IOR), más conocido como el Banco Vaticano.

Comentó cómo nada más iniciar el papado también tuvo detractores. Hubo quien criticó que se pusiera zapatos negros en lugar de blancos, que era la tradición. «A mí lo que me importa no es el color del calzado, sino a dónde nos llevan», aseveró monseñor Amigo.

De esta forma, resaltó que lo realmente importante no son ya los gestos «porque los gestos tienen fecha de caducidad», sino «las actitudes, porque éstas permanecen».

En la lección inaugural de comienzo del curso, ha destacado del pontificado de Francisco que trabaja «sin nostalgia del pasado ni miedo al futuro», de una forma «valiente».

El cardenal, arzobispo emérito de Sevilla, terminó su intervención, contando una anécdota. Llamó a un amigo musulmán, Hamed, que vive en Tánger, donde estuvo desempeñando su labor durante años, y estuvieron hablando de la familia y de cómo les iba la vida. Antes de acabar la conversación, Hamed le dijo: «¡Qué buen Papa tenemos!». Y Amigo le contestó que él no porque era musulmán. La respuesta de Hamed fue: «Si hay un hombre bueno y justo, nos pertenece a todos». Con estas palabras terminó su intervención

Al acto asistieron, entre otros, el presidente de la ciudad autónoma, Juan José Imbroda, el director del centro melillense de la UNED, Antonio Bravo, y el vicerrector primero y de Profesorado de esta entidad académica, Ricardo Mairal.

El centro imparte 27 grados y 68 máster, además de cursos de idiomas y de acceso para mayores, con unos 900 alumnos.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido