Las pólizas con garantías y coberturas de robo suponen un 81% del total

Durante 2016, se produjeron 615 denuncias por robos en las iglesias españolas

UMAS lanza el "seguro multirriego parroquial" para proteger los más de 22.000 templos

Durante 2016, se produjeron 615 denuncias por robos en las iglesias españolas
Robo en una iglesia gallega Agencias

En la mayor parte de los casos, es mayor el daño ocasionado en el acceso, con la rotura de puertas o forcejeo de las cerraduras, verjas o cristales, que los elementos que se sustraen

(J. Bastante).- Una mañana de octubre, Damián, capellán del templo de un pequeño pueblo zamorano, encontró forzada la puerta de la parroquia. Al entrar, se llevó un buen susto: los ladrones habían destrozado buena parte del mobiliario, y se habían llevado algunos objetos de valor. Por fortuna, la parroquia tenía contratada una póliza de coberturas de robo.

En España,el año pasado se produjeron 615 denuncias por robos en las más de 22.000 iglesias españolas. La aseguradora líder en este sector, UMAS, abonó un importe total de 540.947 euros. Y es que, más allá del susto, lo cierto es que las pólizas con garantías y coberturas por robo en iglesias y lugares de culto suponen el 81% del total.

Según los expertos consultados por RD, en los últimos cuatro años se ha producido una tendencia al alza en este tipo de siniestros. En la mayor parte de los casos, es mayor el daño ocasionado en el acceso, con la rotura de puertas o forcejeo de las cerraduras, verjas o cristales, que los elementos que se sustraen.

«Lo que habitualmente se roba es efectivo de los lampadarios y cepillos, el sistema de audio, los ordenadores, alguna imagen, cálices e, incluso, campanas«, explican desde UMAS. También se han dado casos robo de cobre en las instalaciones eléctricas, aparatos de aire acondicionados, instrumentos musicales o bienes de Hermandades o grupos de jóvenes, que suelen guardarse en instalaciones parroquiales.

 

 

Es muy difícil prevenir un robo, pero sí, al menos, minimizar los riesgos. Entre los consejos que ofrece UMAS se encuentran los siguientes:

– Retirar el dinero efectivo y depositar en lugar seguro y no cerrar los lampadarios
– Los sistemas de audio, micrófonos y ordenadores en sitios de difícil acceso o fuera de la vista
– En el caso de eventos que organice el Párroco como Peregrinaciones, excursiones, sorteos, no tener nunca el dinero depositado en la Sacristía
– No cerrar puertas interiores en cuyas dependencias no se encuentren objetos de valor
-En la medida de lo posible, implantación de medidas de seguridad que prevengan mediante la detección y alerta

UMAS es una Mutua especializada en los Seguros propios de Entidades Religiosas y ha desarrollado un producto específico para cubrir todas las necesidades propias de los Centros de Culto. Así, el «seguro multirriesgo parroquial» cubre los aspectos más importantes que puedan surgir en los Inmuebles Religiosos, tales como: Templos, Ermitas, Centros Parroquiales, etc…

Coberturas básicas:

Incendio, Explosión, Caída de Rayo
Gastos de demolición y desescombro, extinción de incendio
Actos vandálicos o malintencionados
Daños producidos por el agua
Extensión de Garantías:
Vandalismo
Humo
Choque o impacto de vehículos terrestres
Ondas sónicas producidas por aeronaves
 Lluvia, viento, pedrisco y nieve
Rotura de cristales y loza sanitaria
Inhabitabilidad
Robo a elementos del continente
Robo y Expoliación del contenido
Robo de efectivo
Muros, vallas y pavimentación exterior

 

Riesgos Extraordinarios

Sustitución de cerraduras
Daños estéticos
Daños eléctricos
Bienes depositados

Atasco de conducciones

Daños por robo al continente y contenido

 

Coberturas opcionales:
Objetos de valor (Imágenes, custodias, cálices, etc…)
Vidrieras artísticas o de cemento
Superficies traslúcidas
Daños indirectos

 

Para más información, pincha aquí:

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído