Admite que los obispos están "preocupados pero con esperanza" ante el referéndum

Blázquez apela a Suárez y al espíritu de la Transición para pedir «seny y sensatez» en Cataluña

Rectora de la Upsa: "El diálogo educa cuando la persona se relaciona con respeto y autenticidad"

Blázquez apela a Suárez y al espíritu de la Transición para pedir "seny y sensatez" en Cataluña
Blázquez y la rectora de la Upsa, Mirian de las Mercedes Cortés Diéguez Upsa

La Comisión Permanente del Episcopado podría emitir una nota sobre el 1-O la próxima semana

El presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, pidió hoy «seny» y «sensatez» para abordar la crisis que se vive en Cataluña, sin olvidar «los cimientos que a todos nos hermanan en un proyecto común».

En los instantes previos a la inauguración del curso universitario en la Universidad Pontificia de Salamanca, de la que Blázquez es Gran Canciller, el presidente de la Conferencia Episcopal aseguró que desde la Iglesia católica española están «muy atentos todos, con mucha preocupación pero también con mucha esperanza».

Blázquez afirmó que decidirán si emitir una opinión como institución tras la reunión la próxima semana de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, tras la nota emitida por los obispos catalanes el pasado miércoles pidiendo «sensatez ante un momento delicado» de la historia de Cataluña y del conjunto de España.

 

No obstante, el presidente de la Conferencia Episcopal Española sí quiso mostrar su opinión y, parafraseando a Adolfo Suárez, «que estudió aquí en Salamanca», recordó su epitafio que reza «La concordia fue posible».

«Recordamos todos cómo se fue creando un clima de consenso en el que se forjó la Constitución que todos hemos votado y ha sido ratificada», continuó Blázquez, quien afirmó que la Carta Magna «ha regulado nuestra vida en común durante 40 años y esperemos que lo haga en el futuro», informa Ical.

En ese sentido, se refirió Blázquez a una posible reforma de la Constitución, afirmando que «lo que los ciudadanos vean que conviene que sea retocado o cambiado, que se haga por los cauces que la misma Constitución prevé».

Por su parte, la rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca, Mirian Cortés, se mostró de la misma opinión que la señalada por el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, durante la inauguración del curso de las universidades españolas la semana pasada, señalando que «tenemos una Constitución, unas leyes y el orden establecido hay que respetarlo, cumplirlo y hacerlo cumplir, porque es garantía de libertad, la libertad de todos».

 

 

La rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca, Mirian de las Mercedes Cortés Diéguez, ha destacado en su discurso de Inauguración del Curso 2017-2018 el balance altamente positivo, ilusionante y esperanzador de la Universidad: «La UPSA posee un gran potencial para inicar nuevos proyectos y crecer porque cumple con todo lo necesario: experiencia, misión clara y cuenta con un proyecto de excelencia académica».

La rectora ha destacado el objetivo alcanzado del Proceso de Renovación de la Acreditación de los Grados Oficiales señalando que «el resultado es altamente positivo y agradezo a la Comunidad Universitaria su apoyo a un proyecto de transformación para conseguir el objetivo«. En este sentido, también ha querido reconocer la labor de la Dirección General de Universidades y de la Agencia para la Calidad de Castilla y León en la contribución de la Universidad a la mayor calidad educativa en el ámbito universitario del país», afirmó.

Acompañada por el presidente de la Conferencia Episcopal Española y Gran Canciller de la UPSA, cardenal Ricardo Blázquez, Mirian de las Mercedes Cortés Diéguez, ha hecho referencia al Campus de Madrid como un proyecto a corto plazo: «se trata de enriquecer con nuevas titulaciones que den vida a la Facultad de Ciencias del Seguro, jurídicas y de la empresa con los nuevos Grados en Seguros y Finanzas y en Marketing y Comunicación».

La rectora se refirió al VIII Centenario del Estudio del Reino de León indicando que «la Universidad de Salamanca es heredera de aquella universidad que surgió en el siglo XIII. Queremos felicitarla por este relevante anivesario y deseamos que la memoria de estos 800 años se convierta en la semilla de un futuro prometedor en el que los estudios universitarios estén al servicio de las personas y del bién común de la sociedad».

 

 

En este sentido Cortés Diéguez ha reconocido «nos sentimos insertados en esta tradición universitaria de Salamanca, porque nuestra universidad es donde se mantiene la condición pontificia que durante siglos tuvo la institución salmantina (…) y porque nuestra Universidad ha dado lugar a las Facultades de Teología y Derecho Canónico, de la que sobresalieron grandes maestros». La rectora ha querido ofrecer la colaboración de la Universidad a la USAL para la celebración del octavo centenario y ha informado de la celebración de una exposición sobre las grandes figuras del siglo XVI «seguimos abiertos a buscar nuevas fórmulas que redundarán en la ciudad de Salamanca, por lo que encontrar sinergias entre las dos universidades es un reto que va más allá de la celebración de esta efemérides», señaló.

Por otra parte, ha asegurado el apoyo a la labor investigadora de los docentes con diversas acciones: refuerzo de ayudas, reconocimiento por la obtención de sexenios de investigación, así como el Plan de Formación. Respecto a la transferencia del conocimiento, Cortés Diéguez ha informado del nuevo espacio de trabajo ‘HUB UPSA-Banco Santander’ «que albergará actividades de innovación y transferencia de conocimiento dentro del Club Universitario de Innovación». También ha destacado las nuevas instalaciones como la nueva Capilla, el Centro de Simulación Clínica Avanzada, el Servicio de Asistencia Psicológica Sanitaria y la renovación de las pistas deportivas del Campus Champagnat.

Para finalizar, la rectora ha querido sumarse, en nombre de la comunidad universitaria, «a las muestras de condena de las acciones terroristas y rechazar, tanto la instrumentalización de la religión para justificar el asesinato como las reacciones de odio contra personas inocentes que viven con sinceridad y deseos de paz sus creencias» y ha recordado la importancia del diálogo para la convivencia «el Papa dice que el diálogo educa cuando la persona se relaciona con respeto, estima, sinceridad en la escucha, y se expresa con autenticidad, sin mitigar la propia identidad», concluyó.

(RD/Agencias/Upsa)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído