Víctima de La Bañeza: "Monseñor Menéndez me prometió mirándome a los ojos" que haría cumplir la condena

Ramos Gordón ofició al menos tres misas durante el año en el que fue apartado del sacerdocio

Javier exige "una comisión papal" para arreglar el "despropósito" de abusos en la Iglesia española

Ramos Gordón ofició al menos tres misas durante el año en el que fue apartado del sacerdocio
José Manuel Ramos Gordón, el sacerdote pederasta

Nunca, nunca he pedido dinero a cambio de mi silencio y ese ataque demuestra que saben que lo están haciendo muy mal

(Cameron Doody).- El sacerdote pederasta José Manuel Ramos Gordón ofició al menos tres misas durante el año en el que estuvo privado de oficiar los sacramentos. Que el religioso condenado por abusos en el Colegio Juan XXIII de Sanabria y en el seminario menor de La Bañeza se burlara así de la prohibición de que celebrara la eucaristía representa un nuevo revés para su superior, el obispo de Astorga Juan Antonio Menéndez, nombrado esta semana como responsable de la nueva comisión anti-pederastia de los obispos españoles.

Según informa hoy el Diario de León, Ramos Gordón ofició al menos tres misas -dos en Tábara y otra en Veguellina de Órbigo- durante el año en el que estuvo apartado por los abusos que cometió en La Bañeza, esquivando así la sentencia, que se dio a conocer en 2016, que ordenaba que dejara su cargo como párroco de Tábara y se trasladara a la residencia sacerdotal de Astorga, donde sigue residiendo hoy en día. Y eso a pesar de que Javier -una de sus víctimas en el seminario menor- afirmara que monseñor Menéndez le prometió «mirándome a los ojos» que haría cumplir la condena.

El obispo de Astorga «me mintió, como siempre», denuncia Javier, quien además califica de «una carcajada» en el rostro de las víctimas que Ramos Gordón siga viviendo en la residencia sacerdotal diocesana. «Creo recordar que el obispo aseguró que la condena se cumpliría de manera inmediata», afirma la víctima. «Sé que si yo no lo hubiera sacado a la luz pública, lo habrían tapado todo».

Por otra parte, Javier también ha rechazado las declaraciones de monseñor Menéndez esta semana en la cadena Cope, de que le pidiera 300.000 euros fuera del proceso contra el cura pederasta como resarcimiento.

«Nunca, nunca he pedido dinero a cambio de mi silencio y ese ataque demuestra que saben que lo están haciendo muy mal», denuncia Javier, quien también exige «una comisión papal» que venga a arreglar «como en Chile» este «despropósito» de abusos y encubrimientos en la Iglesia española. «Nos tienen que restituir el honor a las víctimas, nos reparen y nos atiendan porque lo único que nos infligen con cada decisión es más dolor», advierte.

Ramos Gordón

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído