"No es ninguna necesidad meterse con la catedral, está muy claro de quién es"

El obispo de Córdoba pide a los que crean que la mezquita no es suya «que vayan a los tribunales»

La diócesis de Barcelona inmatriculó 133 bienes a nombre de la Iglesia entre 1998 y 2015

El obispo de Córdoba pide a los que crean que la mezquita no es suya "que vayan a los tribunales"
Mezquita de Córdoba

Eel abogado del Arzobispado ha presentado la certificación al Registro de la Propiedad fundamentado en archivos diocesanos, históricos y del Catastro para demostrar que "había sido siempre posesión de la Iglesia"

(J. B./Ep).- «No es ninguna necesidad meterse con la catedral, porque está muy claro de quién es». El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha instado a los que no crean que la mezquita-catedral es de la Iglesia que «vayan a los tribunales», durante la homilía con motivo del San Ángel Arcángel, custodio de la ciudad.

Durante la homilía, el obispo admitió el interés que suscita la mezquita-catedral de Córdoba, por la que le preguntan «desde el Papa hasta el último obispo». Por ello, le pareció lamentable que «en el único lugar donde no se reconoce es en la ciudad de Córdoba, o por lo menos en algunos sectores de la sociedad».

Así, el prelado ha pedido a San Rafael que «nos eche una mano o las dos para que este tema se acabe de una vez y contribuyamos todos al progreso de la ciudad y reconozcamos el trabajo del Cabildo al servicio del culto y la cultura abierta a todos en la Catedral».

 

 

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre se dio a conocer públicamente el informe de la Comisión de Expertos sobre la Mezquita-Catedral, que establece que la Iglesia Católica no es su propietaria, y que la Alcaldía de Córdoba -gobernada por Isabel Ambrosio (PSOE)- ha decidido remitir a los ministerios de Justicia y Cultura, así como a la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, «a la luz de las conclusiones» del mismo.

Por otro lado, el Arzobispado de Barcelona realizó un total de 53 procesos de inmatriculación para poner a su nombre por primera vez 133 bienes inmuebles en el periodo comprendido entre 1998 y 2015, la mitad en la ciudad de Barcelona, y ha defendido que cumplió la legislación vigente.

Tal y como informó el anterior ecónomo de la diócesis, Antoni Matabosch, entre los bienes inmatriculados, correspondientes a 51 parroquias, destacan Santa Maria del Mar, Santa Maria del Pi, Sant Just i Pastor y Santa Anna, en Barcelona, a los que su suman el proceso de inmatriculación del Palau Episcopal y la Catedral de Barcelona.

Otros bienes inmatriculados son la iglesia de Santa Maria de Badalona, Sant Isidre de L’Hospitalet de Llobregat, El Pilar de El Masnou, Sant Joan de Montgat, Sant Feliu de Alella y Sant Joan de Vilassar de Mar.

 

 

 

«Se inmatriculan las más antiguas, las que tienen menos documentación», ha recordado Matasboch, que ha dicho que cuanto más antigua menos documentación firme se tiene, pero sí fundamentación para poderlas inscribir.

Esta relación de inmatriculaciones llega después de que Unió de Pagesos criticase que el Obispado de Vic (Barcelona) y el Obispado de Solsona (Lleida) hayan inmatriculado en los últimos años en los registros de la propiedad 430 inmuebles en las comarcas de Bages, Anoia y Berguedà (Barcelona).

Matabosch ha asegurado que el Arzobispado ha desistido en 15 propiedades, la mayoría ermitas en la comarca del Maresme, al tener «dudas», y ha explicado que estaban seguros en las fincas que han inmatriculado y no se ha recibido ninguna impugnación posterior –los procesos se hicieron entre 2000 y 2014–.

El ecónomo ha asegurado que en todas las inmatriculaciones, el abogado del Arzobispado ha presentado la certificación al Registro de la Propiedad fundamentado en archivos diocesanos, históricos y del Catastro para demostrar que «había sido siempre posesión de la Iglesia».

«Si no teníamos un documento escrito de dominio, se han buscado datos que den la seguridad que se puede inscribir a su nombre», ha remarcado Matabosch, quien ha asegurado que lo que más le interesa al Arzobispado es garantizar el uso de los bienes.

Preguntado por si otras diócesis han podido hacer de forma incorrecta las inmatriculaciones, ha dicho que no hay demostración de ello, y ha abogado por que si alguien piensa que hay dudas es cuestión de debatirlo: «He hablado con delegados de otras diócesis y me han asegurado que han tenido mucho cuidado en no presentar nada que no tuviera sus razones».

 

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído