El obispo de Girona cree que podría resultar "inaceptable para la población"

Pablo Iglesias pide «sensatez» al Vaticano para evitar que Franco acabe en La Almudena

El líder de Podemos lamenta la profanación de la tumba: "Hay que sacarlo de ahí con respeto"

Pablo Iglesias pide "sensatez" al Vaticano para evitar que Franco acabe en La Almudena
Los Franco, en la cripta de La Almudena Agencias

No se puede consentir que en un país democrático pueda haber un mausoleo al fascismo en el centro de la ciudad

(J. B./Agencias).- «Quiero pensar que la Iglesia de Francisco va a ser sensata y va poner de su parte para evitar una anomalía democrática en Europa», subrayó este mediodía el líder de Podemos, Pablo Iglesias. En su opinión, «no se puede consentir que en un país democrático pueda haber un mausoleo al fascismo en el centro de la ciudad».

En declaraciones a los medios, Iglesias, que lamentó la profanación de la tumba del dictador en el Valle de los Caídos –«No hay que profanarlo, hay que sacarlo de ahí con respeto«, apuntó-, mostró su confianza en que el Gobierno «haga lo que sea necesario» para que Franco no recale en la cripta de la catedral madrileña.

Para Iglesias, es inaceptable que «los restos del dictador puedan terminar en el centro de la capital de España». «Eso sería una anomalía en Europa y no se puede consentir», ha subrayado tras insistir en que el Gobierno tendrá que aplicar los mecanismos necesarios para evitarlo.

 

 

«Si la vía para que eso no ocurra es un acuerdo con el Vaticano, perfecto. Ya dije ayer que es más sensato que los restos del dictador Franco puedan descansar junto a su esposa en El Pardo, pero, si no se llega a un acuerdo con la Iglesia porque la Iglesia no tiene problema en tener en la Almudena los restos del dictador, habrá que hacer lo que sea necesario para que eso no se pueda consentir», ha recalcado.

Por su parte, el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, pidió al Gobierno una ley que rebaje a un nivel secundario el papel de la familia y de la Iglesia en lo tocante al futuro de los restos de Franco, tras calificar de «desconcertante» el informe sobre el encuentro entre Carmen Calvo y Pietro Parolin.

«Lo que sí creo es que el Gobierno debe manifestar de forma firme que el dictador no acaba en el centro de Madrid en un lugar que puede ser objeto de exaltación del fascismo», subrayó Garzón, quien reclamó una normativa que complete las lagunas de la Ley de Memoria Histórica.

 

 

«Con ese acuerdo ya existiría una ley muy poco ambigua y el papel de la familia y la Iglesia sería mucho más secundario de lo que desgraciadamente está siendo en este momento», añadió, confiando en que el Gobierno use todos los mecanismos legales posibles para evitar que Franco «salga del Valle de los Caídos para entrar en la catedral de La Almudena».

«Pero, desde luego, creo que si esos mecanismos no son seguros o todavía son demasiado ambiguos no hace falta mas que traer una ley adecuada al Congreso. Hay números suficientes para que se apruebe y daría el respaldo jurídico necesario», ha subrayado.

Desde la Iglesia, el obispo de Girona, Francesc Pardo, se ha mostrado contrario a que dictadores como Francisco Franco sean enterrados en el interior de iglesias, catedrales o basílicas, ya que se les puede relacionar con «puestos de honor», y considera que sus restos deberían trasladarse a un cementerio.

En una entrevista en la Cadena Ser Catalunya, el obispo ha dicho que, a pesar de que «toda persona tiene derecho a ser enterrada», entiende que, si un dictador es sepultado en «un sitio de fácil visita», como una iglesia», puede resultar «inaceptable para la población».

Para Pardo, que es obispo de Girona desde 2008, no sería correcto enterrar a Franco en un templo religioso, «especialmente si la población ha sufrido las consecuencias del dictador», aunque aclara que «sería diferente» si se decidiera enterrarlo en un cementerio situado al lado de una iglesia.

 

Finalmente, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, aseguró que el Consistorio preferiría que los restos de Franco no estuvieran en el centro de la capital. «Como Gobierno preferiríamos que los restos del dictador no estuvieran en el centro de la ciudad donde podría no cumplirse la ley de memoria histórica».

«Por lo tanto, esperamos que no se produzca», afirmó sobre la posibilidad de que sea inhumado en la Almudena. En todo caso, concluyó, quien tiene que «liderar» y lidera las «negociaciones» es el Gobierno central.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído