Histórico fallo de la Audiencia Provincial de Bizkaia

La Justicia condena a 11 años de cárcel al profesor del Gaztelueta que abusó de ‘Asier’

“Es más de lo que podíamos haber esperado. Es emocionante no, lo siguiente”, declara Juan Cuatrecasas

La Justicia condena a 11 años de cárcel al profesor del Gaztelueta que abusó de 'Asier'
Colegio Gaztelueta Agencias

El padre reclama a Roma que se reabra la causa canónica contra el docente, numerario del Opus Dei

(Jesús Bastante).- Una sentencia histórica. La Audiencia Provincia de Bizkaia ha condenado a José María Fernández Sanz, ex profesor del colegio Gaztelueta del Opus Dei en Leioa, a 11 años de prisión por «un delito continuado de abuso sexual», según la sentencia, a la que ha tenido acceso RD.

Un fallo histórico, por la condena en sí, y por su gravedad, pues la acusación había solicitado 10 años, y el tribunal falla con más dureza. Además, se le inhabilita absolutamente por el mismo periodo, y se le condena a las costas y a la prohibición de acercarse al joven ‘Asier’ duante 15 años.

El padre de la víctima, Juan Cuatrecasas, se declaraba «emocionado». «Estamos muy satisfechos por el sentido de esta sentencia que una vez más acredita la veracidad del testimonio de mi hijo y castiga al culpable de los delitos perpetrados contra un menor durante su estancia en el colegio Gaztelueta», declaraba a RD.

«Es más de lo que podíamos haber esperado. Es emocionante no, lo siguiente«, declaraba nada más conocer el fallo Cuatrecasas, quien añadió que «resulta evidente que el colegio tiene una responsabilidad clara e ineludible en ello y también que antes y durante el juicio han colaborado en la doble victimización del denunciante, entre otros medios con aquella web infame y repleta de inexactitudes y mentiras».

«A estas alturas y aunque después de lo visto y escuchado, sea mucho pedir, exigimos una rectificación firme y sin letra pequeña por parte de Imanol Goyarrola y del cuadro directivo de Gaztelueta, así como el reconocimiento y reparación moral de mi hijo, más allá de la necesaria pero insuficiente petición pública de perdón a la víctima», recalca este padre coraje, quien también denuncia «las actitudes del colegio, el Opus y la jerarquía eclesiástica española en todos estos años contraviniendo las últimas declaraciones del Papa Francisco, en las que exigía un acompañamiento de las víctimas que denuncian».

«Esperamos que el colegio Gaztelueta mediante la voz de su director y su consejo de administración, así como el Obispo Iceta, la Conferencia Episcopal, Silverio Nieto y la Congregación para la Doctrina de la Fe pidan excusas primero a mi hijo y luego a esta familia por todo dolor que mediante doble victimización nos han causado, y que repongan su buen nombre», concluye Cuatrecasas, que reclama a Roma que se reabra la causa canónica contra el docente, numerario del Opus Dei, «que ha profesado votos de castidad, obediencia y pobreza, es el culpable del delito y los tribunales vaticanos tienen mucho que decir al respecto». 

«Y esperamos que esta sentencia muy satisfactoria para la victima y su familia contribuya a que los poderes públicos del Estado social y democrático de Derecho de España y la jerarquía eclesiástica española hagan sus deberes y aprueben medidas generales y concretas, integrales en fin, para la prevención y provención en los casos de acoso escolar, abusos y agresiones sexuales a menores tanto en el ámbito De la Iglesia como en el resto de ámbitos», finaliza.

El condenado, durante el juicio

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído