En los próximos días, podrás encontrarnos en religiondigital.org y religiondigital.com

Religión Digital comienza una nueva etapa de independencia, consolidación y crecimiento

Nuestra web emprende rumbo en solitario tras casi dos décadas de camino compartido con PeriodistaDigital

Religión Digital comienza una nueva etapa de independencia, consolidación y crecimiento
En los próximos días, podrás encontrarnos en religiondigital.org y religiondigital.com

Nuestra web renueva completamente su diseño. A partir de ahora, desde religiondigital.com y religiondigital.org podrás acceder, de manera directa, a todas nuestras informaciones y análisis

Es la hora de volar, como suelen hacerlo nuestros hijos, cuando cumplen los 18, la mayoría de edad. RD, que acaba de cumplir precisamente los 18 años de existencia sale del ‘nido’ de Periodista Digital, se independiza y se lanza a una nueva etapa de crecimiento y de consolidación en solitario.

Llevamos a la espaldas una mochila bien cargada con 18 años de información y opinión, que se trasladarán con nosotros. Y dejamos atrás 18 años de una colaboración profunda, sincera y cariñosa con PD, que nunca olvidaremos. Porque es de bien nacidos ser agradecidos.

Siempre agradeceremos a Alfonso Rojo, director de PD, todo lo que hizo por nosotros durante estos 18 largos años. Nos diste, Alfonso, toda la libertad del mundo, para llevar nuestra propia línea editorial, que, en muchas ocasiones, no coincidía con la de PD, y hasta se oponía. Y tú lo aguantaste sin rechistar, sin presionar, respetando siempre nuestra libertad. No conozco ningún otro medio que haya respetado esa diferencia de línea editorial y esa pluralidad durante tantos años. Y eso no se olvida.

No sólo nos acogiste y respetaste nuestra libertad, sino que nos defendiste públicamente fuera y dentro de la institución. Por ejemplo, cuando el cardenal Rouco Varela, a través de su entonces ‘mano derecha’ Juan Antonio Martínez Camino, te pidió que nos silenciaras y nos echases de tu plataforma. Y eso, Alfonso, nunca se olvida. Nos acogiste, respetaste nuestra libertad, nos defendiste y nos diste toda la confianza. Y eso nunca lo olvidaremos.

Comenzamos, ahora, una nueva etapa por libre y, volando solos y asumiendo más riesgos comerciales y profesionales, pero conservando nuestra idiosincrasia y la forma de hacer que nos trajo hasta aquí como el portal de referencia de la información religiosa en español.

Avanzamos, pero seguimos siendo los mismos en cuanto a criterios y principios informativos. A la confianza de nuestros lectores y anunciantes seguiremos respondiendo con nuestra fidelidad sincera y sentida a los principios básicos que rigen nuestra labor: profesionalidad, independencia y pluralidad. Se cuenta todo y se dice todo. La información sólo pasa por el tamiz de los criterios periodísticos de profesionales independientes.

Aquí no se silencia a nadie ni de la derecha ni de la izquierda eclesial. Hay cabida para todos, incluso para los que se sitúan más en la frontera. Por ambos lados. Porque Iglesia católica somos todos. Y aquí nos lo creemos y lo practicamos desde hace ya más de 18 años.

Porque ésas son también las claves de nuestro éxito. Y, porque, además, estamos convencidos de que, sólo así, podremos prestar un buen servicio a la profesión periodística, a nuestros lectores, al universo religioso y a la propia Iglesia católica.
Fruto de nuestro trabajo, nos hemos granjeado la inquina de los haters rigoristas, que son muchos y tremendamente combativos y nos persiguen sin piedad. Suele decirse, en la Red, que la medida de una publicación digital la dan sus haters. Pues nosotros los tenemos: muchos y aguerridos.

Pero también tenemos un sinfín de amigos. Muchísimos más que los haters. Y de ellos recibimos todo tipo de parabienes. Nos satisfacen especialmente las múltiples llamadas y correos de purpurados, obispos, sacerdotes, misioneros, monjas o simples ciudadanos, para dar las gracias por una información o pedir un favor. O incluso, trabajo. Y sobre todo, consejos espirituales.

Ésta es una especie de enorme parroquia virtual de más de cinco millones de personas, que, con nosotros, se alimentan informativa y espiritualmente. Así lo reflejan cientos de correos que nos llegan a diario.

Dios ha llegado a la Red. Para quedarse. La información religiosa, que cada vez tiene menos espacio en los grandes medios tradicionales, ha encontrado acomodo, espacio y libertad en la Red de redes. Y en una Religion Digital remozada, que aborda una nueva etapa. Con las velas desplegadas al soplo de los signos de los tiempos y del Espíritu, y siempre dispuestos a seguir remando.

Nuestra web renueva completamente su diseño. A partir de ahora, desde religiondigital.com y religiondigital.org podrás acceder, de manera directa, a todas nuestras informaciones y análisis. Con un resideño del sistema de blogs, una mayor presencia en redes y en versión mobile, y más herramientas técnicas a nuestro alcance.

La independencia respecto a PD supondrá para nuestros lectores un pequeño cambio, especialmente para los que tienen RD en sus marcadores. Hasta ahora, religiondigital.com redirigía a periodistadigital.com/religion.

A partir de ahora, les recomendamos que clicken en alguna de estas dos direcciones: http://www.religiondigital.com o http://www.religiondigital.org.

Nuestra sede social también cambia. Desde ahora nos puedes encontrar en el centro de Madrid, en la calle Ercilla 46. Nuestro teléfono, que también cambia, es el 91 421 11 47.

Esperamos seguir gozando de su confianza, que tanto han demostrado a lo largo de estos 18 años.

José Manuel Vidal y Jesús Bastante


Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído