GRATA SORPRESA

La Reina Letizia visita a las monjas dominicas de Lerma

La Reina Letizia visita a las monjas dominicas de Lerma
La reina Letizia inauguró Las Edades del Hombre. EP

Estrecha vinculación de la Casa Real con Las Edades y Lerma (Las Edades del Hombre comienzan en Lerma).

La Reina Letizia ha aprovechado su visita a Lerma, Burgos, para sorprender a las monjas dominicas, que habían pedido su visita pero recibieron una negativa por respuesta.

Ellas mismas se han encargado de contarlo todo a través de su página oficial, donde han dejado unas imágenes para el recuerdo que demuestran lo emocionadas que recibieron esta ‘visita real’.

«Fueron unos minutos con Doña Letizia, pero muy intensos», confiesan las religiosas.

«Lo que nos encontramos fue… ¡una persona! Pasó a saludarnos a cada una, te miraba a los ojos, nos preguntaba cómo estábamos, nos dio las gracias por escribir desde el amor y ayudar a tantas personas… Nos encontramos con una persona con corazón, sencilla y cercana», narran.

«Hace una semana nos comunicaron que la Reina Letizia vendría a Lerma a inaugurar la Exposición de las Edades del Hombre (…) se nos ocurrió la idea de llamar a la Zarzuela y preguntar si podíamos pedir que la Reina Letizia viniera al Monasterio. Parecía una locura, ¡pero nos lanzamos a ello! Llamamos y, muy amablemente, nos indicaron que teníamos que escribir una carta de protocolo solicitándolo. ¡Ufff, menudo lío!», cuentan.

«Sin embargo, lo cierto es que nuestro objetivo era hacer llegar a la Reina nuestra oración y cercanía, y esa carta era nuestra oportunidad. Así pues, nos animamos y escribimos invitando a la Reina a nuestro Monasterio», prosiguen.

Sin embargo, la respuesta fue una negativa: «Nos contestaron con una carta muy cercana y una foto, aunque indicándonos que no era posible la visita».

Pero la historia dio un vuelco… «Ayer, a primera hora de la mañana, nos comunicaron que, al acabar la inauguración, vendrían al convento a saludar».

Y su reacción ha sido de lo más tierna: «Imagina los nervios, pues, la verdad, con tanto protocolo como habíamos hecho, la persona de la Reina Letizia se nos quedaba un poco lejana e inaccesible», comentan.

«Sin embargo, cuando llegó, lo que nos encontramos fue… ¡una persona! Pasó a saludarnos a cada una, te miraba a los ojos, nos preguntaba cómo estábamos…». «Y a ella en persona, como a todos los que se acercan a nuestro Monasterio, le hemos ofrecido nuestra oración y nuestro cariño», concluyen.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído