EL HOMBRE Y LA FE

Aumenta el número de misioneros españoles laicos

Aumenta el número de misioneros españoles laicos
Presentación de la Jornada Mundial de las Misiones en España. EP

Cada vez hay más misioneros seglares y familias misioneras («El de César es el testimonio callado de cientos de misioneros que están al lado de los que más lo necesitan en los lugares más inseguros»).

Prácticamente uno de cada diez misioneros españoles ya no son ni religiosos ni sacerdotes. La proporción de jóvenes, familias y matrimonios que han optado por salir de nuestras fronteras para evangelizar ha aumentado un 3,3 por ciento en los últimos cinco años.

Según los datos facilitados por las Obras Misionales Pontificias (OMP) de España, de los 12.000 misioneros que tiene nuestro país distribuidos por los puntos más recónditos del planeta, 815 son laicos. De ellos, 184 son matrimonios.

El número de laicos y familias puede ser significativamente mayor si se tiene en cuenta que muchos de ellos no comunican sus datos a las Obras Misionales Pontificias cuando salen al extranjero.

Un gran porcentaje pertenece al Camino Neocatecumenal, una realidad eclesial de gran vitalidad surgida en España en la década de los 60 de la mano de Kiko Argüello. Este movimiento es el que más familias aporta actualmente a la misión. A día de hoy se estima que unos 502 matrimonios se encuentran junto a sus hijos fuera de España.

Pero no es la única. Más de 30 asociaciones y otros tantos movimientos cuentan con misioneros laicos y buen número de familias que pasan largas temporadas de su vida (más de un año) en territorios descristianizados de Europa, Asia o América. Entre ellos, se encuentran los Combonianos, los Seglares Vicencianos, los Focolares, la Obra de Cooperación Apostólica Seglar Hispanoamericana ( OCSHA) y otras tantas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído