ANALISIS

Los ataques a la libertad religiosa suben un 20% en España: la mayoría desde la ultraizquierda

La extrema derecha perpetró dos de los ataques: la extrema izquierda hizo 82

Los ataques a la libertad religiosa suben un 20% en España: la mayoría desde la ultraizquierda
Manifestantes de Podemos hostigando a dos monjas. EP

En España se cometieron 200 ataques contra la libertad religiosa durante el año 2018, un 20,4% más que en 2017 (¿Has caído en la cuenta de que feministas furibundas atacaron el 8M iglesias por todos lados pero ni una mezquita?).

Un año más, la cristianofobia estuvo detrás de la amplia mayoría de esos ataques, como subraya @ElentirVigo en ContandoEstrelas este 22 de mayo de 2019 (¡Manda huevos!: El Papa Francisco dice que viajará a España ‘cuando haya paz’):

El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) ha hecho público su informe anual sobre ataques a la libertad religiosa en España (Concejales del PSOE atacan a la Procesión de La Borriquita al grito de: «¡España mañana será republicana!»).

 Según indica el documento, de los 200 ataques, 133 (el 66,5%) se dirigieron contra los cristianos, de ellos 109 (54,5%) contra los católicos, uno contra los evangélicos y 23 contra cristianos en general (¡Con la Iglesia hemos topado!: Un párroco catalán cuelga del campanario la bandera de los piratas turcos islamistas).

Además, hubo 16 ataques contra musulmanes (8%), 6 contra judíos (3%) y 45 ataques contra las religiones en general (22,5%). El informe destaca que el Cristianismo es la religión «más atacada» (Losantos reparte hostias al Papa Francisco y a la Conferencia Episcopal por sus guiños a los golpistas catalanes).

Las feministas radicales atacaron centros católicos pero ni una mezquita

Uno de los datos más llamativos del informe es el de los ataques a lugares de culto. De 8 ataques en 2014 se ha pasado a 44 en 2017 y a 53 en 2018.

Nuevamente, la cristianofobia ha estado detrás de la amplia mayoría de estos ataques: 47 se dirigieron contra centros de culto cristianos, 5 contra centros musulmanes y uno contra un centro judío, concretamente contra la Sinagoga Mayor del Call de Barcelona.

Repasando los casos que recopila el informe, es curioso comprobar que la mayoría de los atacantes identificados contra centros católicos fueron feministas radicales, que sin embargo no figuran como los autores de ninguno de los ataques contra 5 mezquitas.

82 ataques de partidos de ultraizquierda y 2 de la ultraderecha

La región con más ataques contra la libertad religiosa -30 en total- fue la Comunidad Valenciana, gobernada por el PSOE y por la coalición ultraizquierdista, Compromís, dos formaciones políticas abiertamente hostiles a los cristianos.

La segunda región con más ataques fue Andalucía (26), seguida de Cataluña y Madrid (ambas con 21). Entre los partidos políticos, Podemos (32 ataques), PSOE (29) e Izquierda Unida (28) han sido las formaciones más hostiles a la libertad religiosa. El informe también recoge dos ataques del PP y uno de Ciudadanos, entre otras formaciones.

De los principales partidos con representación a día de hoy, Vox es el único que no aparece en la lista de partidos que atacaron la libertad religiosa en 2018. Por otra parte, los partidos de ultraizquierda sumaron 82 ataques a la libertad religiosa, frente a 2 de la ultraderecha.

Lo que dicen la Constitución Española y la Declaración de Derechos Humanos

Desde el OLRC recuerda a los partidos que el respeto a la libertad religiosa «no beneficia únicamente a los creyentes, sino que favorece a toda la sociedad, al promover la convivencia pacífica entre ciudadanos», y señalan, así mismo, que la aconfesionalidad «no significa eliminar todos los símbolos religiosos y prohibir a los ciudadanos practicar su religión en público, sino respetar».

La observación hecha por el OLRC coincide plenamente con lo que establece el Artículo 16 de la Constitución Española:

«Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley».

También coincide con lo que señala la Declaración Universal de Derechos Humanos en su Artículo 18:

«Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia».

Unos derechos que la izquierda y la ultraizquierda se empeñan en atacar y tergiversar con afirmaciones como que la religión debe quedar en el ámbito privado o las exigencias de prohibir la enseñanza de la religión en los colegios.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido