África necesita respuestas realistas

Contradicciones en el Sínodo africano

El uso del preservativo, a debate

Es este un problema pastoral serio para la Iglesia, ya que su posición oficial es de total rechazo al condón

(En Clave de África).- Cuando se cumplen cinco días del segundo Sínodo Africano que se celebra en Roma parece que, hasta la fecha, las intervenciones más destacadas son las del cardenal arzobispo de Cape Coast (Ghana) Peter Kodowo Turkson y las del patriarca de la Iglesia Ortodoxa Etíope Paulos Tewahedo. El primero de ellos, una de las figuras más brillantes e la Iglesia Católica en África, se ha referido al uso del preservativo en el seno de las parejas casadas si uno de ellos está contagiado de SIDA, aunque insistió en la fidelidad y denunció que en África se comercializan condones de escasa calidad, «que empeoran la situación».

«Si una persona sabe que está contagiada no debería mantener relaciones sexuales, pero si trata de una pareja donde uno es seropositivo, le recomendaría el uso de preservativos, aunque en África muchas veces esto supone un riesgo más, ya que se comercializan muchos de escasa calidad. Existen preservativos que dan un falso sentido de seguridad y hacen aumentar el contagio». Hasta aquí las palabras del cardenal Turkson. Por razones que desconozco, en África hay un número muy elevado de «parejas discordantes», que en el caso de Uganda -por hablar de un país que conozco mejor- suele llegar al 50% entre las personas infectadas. Es este un problema pastoral serio para la Iglesia, ya que su posición oficial es de total rechazo al condón. Hace tres años se nombró en el Vaticano a una comisión -presidida por el cardenal Barragán, quien ya está retirado por razones de edad- para estudiar este caso. Comisión, por cierto, donde si mi información es correcta no hay ninguna persona casada. Los que trabajan en el día a día de la pastoral en África saben que este es un problema que necesita respuestas realistas para que los católicos se sientan debidamente orientados y no les cause problemas de conciencia.

Para leer el artículo completo, pincha aquí:

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído