"¡Tradicionalistas de todas las iglesias, uníos bajo la cúpula de San Pedro!"

«Acto de piratería ecuménica»

Crítica al Papa por la admisión de los anglicanos

Se les ahorra la medieval obligación de celibato, sólo para hacer posible un retorno a Roma

Hans Kung, el famoso teólogo progresista disidente alemán -que en su juventud fue amigo de Joseph Ratzinger-, atacó ayer duramente al Papa por su decisión de la semana pasada de permitir el regreso al catolicismo de los anglicanos conservadores, incluso los curas casados, descontentos con el acceso de las mujeres y los homosexuales al sacerdocio.

En un artículo que publicó ayer el diario La Repubblica y hoy en Le Monde, Kung definió esta decisión del Pontífice como «una tragedia» y un «acto de piratería ecuménica«. «Después de las ofensas ya propinadas por Benedicto XVI a los judíos y a los musulmanes, a los protestantes y a los católicos reformistas, ahora es el turno de la comunión anglicana», sentenció.

Kung denunció la apertura de Benedicto XVI hacia los sectores más conservadores, como los lefebvrianos. «¡Tradicionalistas de todas las iglesias, uníos -escribió, parafraseando a Karl Marx- bajo la cúpula de San Pedro!» Y disparó: «El pescador de hombres pesca sobre todo sobre la orilla derecha del lago. Pero ahí el agua es turbia».

El teólogo disidente consideró la apertura a los anglicanos «un drástico cambio de ruta, fuera de la consolidada estrategia ecuménica de diálogo directo y de una verdadera reconciliación». Y lo calificó como un acto de «piratería ecuménica de sacerdotes, a quienes hasta se les ahorra la medieval obligación de celibato, sólo para hacer posible un retorno a Roma bajo el primado papal».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído