A los 103 años de edad

Fallece el obispo más longevo del mundo

Antonio Rosario Mennonna fue designado como obispo en 1955

Fue obispo con seis Papas: Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

El obispo católico más longevo del mundo, Antonio Rosario Mennonna, murió hoy en su casa de Muro Lucano, en la localidad italiana de Potenza, tras haber cumplido 103 años el 27 de mayo pasado.

La noticia fue confirmada a la prensa por el prelado de Potenza, Muro Lucano y Marsiconuovo, Agostino Superbo, quien se trasladó hasta el lugar del fallecimiento para transportar los restos.

Mennonna fue designado como obispo en enero de 1955 por Pío XII y mantuvo su estatus eclesiástico con otros cinco pontífices: Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Tras haber guiado por siete años la diócesis de Muro Lucano (ahora unificada a Potenza) fue transferido a Nardo (Lecce), donde residió por 21 años.

Sea en esa diócesis como en Muro Lucano, donde regresó en 1983, erigió nueve parroquias e hizo construir otras tantas iglesias, además de haber ordenado a decenas de sacerdotes.

Participó en el Concilio Vaticano II, en 1965 recibió del presidente de la República Italiana la medalla de oro de los beneméritos de la escuela, en 1979 el título de Comendador y en 2006 el de Gran Oficial.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído