"Se han abierto también para mí las puertas de la casa de Dios"

Celebro lo que creo… Aprendo lo que soy

Monseñor Agrelo reivindica el sentido y el orgullo del "soy cristiano"

Asciende Jesús de las aguas, y lleva consigo hacia lo alto el mundo entero

Yo digo: «Soy cristiano». Pero tal vez no sepa bien lo que digo ni diga con verdad lo que soy, pues «ser de Cristo» es misterio que nadie puede abarcar, ni puede nadie acabar de serlo. El Espíritu de Dios y su gracia, la contemplación de los hechos de Cristo, la oración de la Iglesia y el amor de los hermanos me irán abriendo camino para que me adentre en ese misterio que confieso cuando digo: «Soy cristiano».

Considera lo que celebras en la fiesta del Bautismo del Señor: «Hoy Cristo ha entrado en el cauce del Jordán para lavar el pecado del mundo». Tú ves bautizado a Cristo, y eres tú el purificado; entra en el agua Jesús, y la corriente se lleva tus pecados; mientras Jesús ora, el cielo se abre también para ti; asciende Jesús de las aguas, y lleva consigo hacia lo alto el mundo entero.

Para leer el artículo completo, pinche aquí

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído