Más de 200 personas intoxicadas por haber bebido "agua bendita"

Agua no tan bendita

Es costumbre beber agua el día del Bautismo del Señor

Agua no tan bendita
Frasco de agua bendita

Muchos creyentes en Rusia adquieren agua en las iglesias el 19 de enero, cuando la Iglesia Ortodoxa celebra el bautismo de Jesucristo y cuando se cree que el agua tiene propiedades curativas

Más de 200 personas han resultado envenenadas por haber bebido «agua bendita» de varios pozos de la ciudad siberiana de Irkutsk durante la celebración de la Epifanía, según informó este lunes lunes la rama local de la Agencia Rusa para los Derechos Sanitarios y del Consumidor (Rospotrebnadzor). Sin embargo, las autoridades eclesiásticas niegan que los casos de envenenamiento se deban al agua santificada.

El número de víctimas asciende a día de este lunes a 228, de las cuales 114 permanecen hospitalizadas, precisó Rospotrebnadzor, citada por la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

La agencia afirmó que las pruebas realizadas indican que el agua de la Iglesia del Arcángel Miguel cumplía las normas sanitarias, pero que la de dos pozos cercanos y la de un lago cenagoso tenían una cantidad de cloruro y de nitrato dos veces por encima de los niveles permitidos. «El agua de un estanque y de dos pozos no se ajusta a las normas de higiene», confirmó.

Rospotrebnadzor señaló que 18 personas que habían bebido agua de pozos próximos a la iglesia, que se encuentra en una zona industrial ubicada entre dos grandes carreteras, han sido diagnosticadas con una grastroenteritis causada por un rotavirus.

Muchos creyentes en Rusia adquieren agua en las iglesias el 19 de enero, cuando la Iglesia Ortodoxa celebra el bautismo de Jesucristo y cuando se cree que el agua tiene propiedades curativas. Muchos piensan que toda el agua, incluso la del grifo, se convierte en agua bendita al ser vertida o embotellada por cristianos el día de la Epifanía. A menudo, los fieles guardan durante largos periodos de tiempo el agua santificada en las iglesias.

El secretario de la diócesis de Irkutsk, el padre Maximilian, explicó que en el lago se ha hecho un agujero para que la gente se bañe –es una tradición rusa–, pero no para que beba, según informan ‘Babr’ y otras publicaciones electrónicas. El religioso añadió que el envenenamiento podría deberse a la ingesta de agua de este lago.

La responsable de las clases de catequesis de la iglesia, Liudmila Belyayeva, criticó las noticias sobre el envenenamiento masivo. «Creo que el agua bendita no puede haber causado eso», opinó en unas declaraciones recogidas por el portal ‘Newsland’. «Son mentiras contra nuestra iglesia, que es muy popular. Alguien quiere que la gente empiece a tener dudas», agregó.(RD/Ep)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído