Iniciativa de Jesús Aguirre, hermano del obispo de Bangassou

El PP reclama el envío de tropas en misión de estabilización al Congo

Reclama responsabilidad social a las empresas implicadas en la explotación de la riqueza minera del África Central

"La U.E. tiene la obligación moral de intervenir para poner fin a una situación de genocidio y violación de los derechos humanos que dura ya muchos años"

El senador del Grupo Parlamentario Popular por la provincia de Córdoba, Jesús Aguirre, ha presentado una moción en el registro de la Cámara para que el Gobierno impulse la propuesta de enviar tropas en misión de estabilización y seguridad a la República Democrática del Congo, tal y como debatieron los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea en diciembre de 2008.

Asimismo, el PP pide al Ejecutivo que incluya entre las prioridades de la Cooperación Española al Desarrollo la ayuda a las personas afectadas o desplazadas por los enfrentamientos armados en el centro de África y que impulse esta política de cooperación en el marco de la U.E.

Por otra parte, el Grupo Popular resalta la necesidad de reclamar a las empresas implicadas en la explotación, manufacturación y utilización de las riquezas mineras de África central, una mayor responsabilidad social corporativa en el desarrollo de su actividad, especialmente en la utilización de menores, así como una mayor contribución al desarrollo sostenible de la región.

Según explica el texto de la iniciativa del PP, «los enfrentamientos armados que se vienen produciendo desde hace decenios entre las guerrillas de diversas etnias y los ejércitos de Uganda, Rwanda, Burundi y la República Democrática del Congo han creado una enorme inestabilidad en la región, además de causar un gran sufrimiento a la población civil».

Además, el senador popular ha señalado que en esta zona se producen asesinatos, violaciones, secuestro de menores para su explotación sexual o para enrolarlos como soldados, saqueos, incendios y todo tipo de abusos de los derechos humanos.

En su opinión, «la riqueza minera de la región no contribuye a que cesen los enfrentamientos, sino que los incrementan». Así, ha recordado la importancia del coltán, mineral utilizado para la fabricación de teléfonos móviles, ordenadores y misiles teledirigidos.

Ante la grave situación en dicha región, Jesús Aguirre ha asegurado que la U.E. «tiene la obligación moral de intervenir para poner fin a una situación de genocidio y violación de los derechos humanos que dura ya muchos años, además de perjudicar gravemente las posibilidades de desarrollo económico y social en la zona».

Argumentario para la moción del senado.

Situación actual: He visitado los campamentos de refugiados de Obo y Zemio, en Centroáfrica, la semana pasada.

4.500 personas del Congo democrático y 17.000 refugiados internos en Obo, todos huyendo de la violencia de la RLA (Armada de Resistencia del Señor). Estos rebeldes ha sido auténtica pesadilla de crímenes, saqueos y violaciones en masa, raptando miles de niños y niñas, pisoteando los derechos fundamentales de civiles inocentes, mutilando indiscriminadamente a centenares de civiles privados de derechos en una región sin ley.

Historia:

Cuando Joseph Kony fundó este grupo en el norte de Uganda hacia 1980, parecía un movimiento de liberación. Luego se convirtió en una pesadilla para miles de niños y niñas raptados en masa, los unos para ser formados como rebeldes y las chicas para ser utilizadas como esclavas sexuales. Entonces el ejército regular ugandés los expulsó hacia el sur del Sudán, donde tuvieron su santuario algunos años hasta que de allí los expulsaron hacia el parque nacional de Garamba, en el Congo, 12.000 km de sabana arboreada y selva tropical. Varios intentos por firmar la paz resultaron fallidos y Kony se ha vengado de los ataques del ejército ugandés y congolés masacrando civiles indefensos.

En marzo de 2008, un centenar de soldados entraron en Obo al este de la República Centroafricana. Aquella noche horrorosa saquearon cientos de graneros, violaron mujeres por turnos de tres o cuatro soldados, en sus propias camas, y sembraron la desesperación, dejando decenas de familias en llanto. Muchos de aquellos jóvenes han vuelto a casa despues de muchos meses de prisión con los rebeldes, otros nunca han vuelto.

Comentario

Esta guerra del Congo dura desde hace decenios. Ya en la zona de los Grandes Lagos murieron 4 millones de personas en una gerra genocida, de hutus contra tutsi primero en 1994 y de tutsis contra hutus de 1996 hasta hoy. Rwanda y Uganda estan protegidos por Estados Unidos y las compañias norteamericanas aprovechan de las minas de coltan, manganeso, oro y otros minerales que se encuentran en gran cantidad en una franja de unos 100 kilómetros, en el Congo, pero haciendo frontera con Uganda, Burundi y Rwanda. Hoy dia el coltan es un mineral que se paga a 1000 $ el kilo. Es un superconductor (colombio y tantanio) que se utiliza en muchos usos de la vida cotidiana (móviles, ordenadores, en cohetes espaciales …), y en la guerra sobre todo en misiles teledirigidos. Hoy dia quien tiene el control del coltán, controla las guerras. El coltan sale del Congo a través de Rwanda y Uganda. Ahora el gobierno congoles ha firmado tratados con China para que sean ellos quienes exploten las minas de la zona (a cambio de la construcción de miles de kilómetros de carreteras). Una guerrilla hutu hace estragos en la zona para hostigar el gobierno rwandés con fines políticos. La población de toda la región sufre la violencia de esos rebeldes. contra ellos luchan los soldados del ejército congoles y la población civil sufre tambien su presencia. La ONU mandó soldados de pacificación a la zona y no han hecho mas que complicar las cosas con su presencia. Y desde hace 10 años tambien llegaron a la zona los rebeldes de la RLA expulsados del Sudán y son estos los que más daño hacen a la población civil. Desde hace 3 años, son ellos los que han venido al este de Centroáfrica, a Obo y a Zemio, haciendo los estragos que he contado antes.

Estos 4 diferentes grupos militares o de rebeldes armados luchan entre ellos y toman regularmente a la población civil como parapeto para luchar contra los otros.

Estados Unidos permite todo esto porque las aguas agitadas posibilitan que sigan explotando las minas de la región y la china no pueda llegar a ella para que se cumplan los acuerdos firmados con el Congo. Como siempre, en esta lucha de poderes por el control de los minerales o del poder, la que paga la factura es la población civil. En los últimos meses, la armada ugandesa se ha instalado en territorio centroafricana para luchar contra la RLA. Saludé a los ugandeses, vi el aeropuerto de 4 kilómetros que han preparado para hacer aterrizar sus grandes aviones con material de abastecimiento y el elicoptero que utilizan para ametrallar a los rebeldes. Aún asi, siguen el la zona y siguen haciendo daño a la población civil que se siente, sin embargo, mas segura con la presencia de los ugandeses.

Nunca como en este caso se hizo tan real el proverbio africano que dice: «Cuando dos elefantes se pelean la que mas sufre es la hierba bajo sus pies«. Los dos elefantes son Estados Unidos y China.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído