Para ayudar a los inmigrantes a obtener la residencia

Un sacerdote anglicano británico celebró 360 matrimonios ficticios

Alex Brown, de 61 años, fue detenido el 30 de junio del año pasado

Un sacerdote anglicano británico celebró 360 matrimonios ficticios
El reverendo Alex Brown

De las cientos de personas que Brown casó, 90 parejas estaban registradas como que vivían en la misma calle de la parroquia

Un sacerdote fue declarado culpable el jueves por llevar a cabo cientos de matrimonios ficticios entre ciudadanos africanos e individuos del este de Europa faltos de dinero para ayudar a que los inmigrantes ilegales obtuviesen la residencia en Reino Unido.

El reverendo Alex Brown, de 61 años, celebró alrededor de 360 ceremonias falsas durante cuatro años, incluyendo varios casos en donde los participantes anulaban una boda solamente para casarse con otra persona uno o dos meses después, y otro caso en el que una persona estaba inscrita para casarse con dos personas el mismo día.

De las cientos de personas que Brown casó, 90 parejas estaban registradas como que vivían en la misma calle de la parroquia y en algunos casos varias novias y varios novios aseguraron que vivían en la misma casa, según informó la Asociación de la Prensa británica.

Otro acusado de 33 años llamado Vladymyr Buchak fue declarado culpable de conspirar para violar las leyes de inmigración por pagar a ciudadanos de Europa del Este hasta 3.000 libras esterlinas (3.590 euros) por casarse con individuos africanos, principalmente de Nigeria, con el fin de obtener los documentos que necesitan para vivir y trabajar en Reino Unido.

El tribunal escuchó testimonios que afirmaban que Buchak, un ciudadano ucraniano que ha estado viviendo ilegalmente en Reino Unido al menos desde 2004, fue responsable por «engatusar y persuadir» a ciudadanos del este de Europa para que accedieran a matrimonios de conveniencia, aprovechándose de los trabajadores emigrantes desesperados por ganar dinero.

PASAPORTES OLVIDADOS

A pesar de que Buchak fue considerado como el principal organizador de la operación, el fiscal David Walbank dijo que no había ninguna duda de que Brown debía de haber sido totalmente consciente de que la mayoría de los matrimonios que él había llevado a cabo en la iglesia eran ficticios.

Testificando durante el juicio que duró siete semanas, Brown insistió que en todo momento sólo había casado a parejas de las que estaba seguro que contraían matrimonio por las razones adecuadas y que las excepciones se limitaban a los casos en que la novia iba a dar a luz.

Sin embargo, confesó que algunas veces se le olvidaba comprobar los pasaportes de los ciudadanos extranjeros que querían casarse para asegurarse de que podían permanecer indefinidamente en Reino Unido.

También dijo que empezó a sospechar de una o dos parejas, pero solo por grandes diferencias de edad entre la novia y el novio.

El tribunal también escuchó que Brown realizó un total de 383 matrimonios en su iglesia del este de Sussex, en el sureste de Inglaterra, durante el periodo, un incremento de 30 veces más que los 13 que llevó a cabo durante los cuatro años anteriores.

Brown fue detenido el 30 de junio del año pasado después de una investigación realizada por la policía y la agencia fronteriza de Reino Unido.

Durante una búsqueda de su vicaría y de su iglesia en Saint Leonards, la policía encontró varios documentos que mantuvo en secreto, incluyendo el registro electoral de la iglesia, con una copia modificada, que él había rellenado para ocultar el gran incremento de bodas que él había presidido.(RD/Agencias)

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído