Con el 62% de los votos de los ciudadanos de Vaud

Cantón suizo acepta por referéndum regular el suicidio asistido

La persona que lo solicite debe sufrir de una enfermedad incurable y ser capaz de discernir

Cantón suizo acepta por referéndum regular el suicidio asistido
Suicidio asistido

Es mejor regular la asistencia al suicidio que oponerse a ella, dicen las autoridades

El cantón suizo de Vaud será el primero que contará con una ley para regular la asistencia al suicidio en las residencias de ancianos y en los hospitales, según aprobaron hoy en referéndum los habitantes de esta jurisdicción.

Los votantes aprobaron con el 62 por ciento de los votos una propuesta que enmarca la ayuda al suicidio y establece sus condiciones básicas: la persona que lo solicite debe sufrir de una enfermedad incurable y ser capaz de discernir.

El médico responsable de la residencia o jefe de clínica deberá confirmar que esos criterios se cumplan, de común acuerdo con el personal a cargo del cuidado del enfermo y de su médico tratante.

Asimismo, la norma señala que personas distintas al personal del establecimiento donde se encuentra el enfermo deben haber propuesto y discutido antes con el paciente la posibilidad de recibir cuidados paliativos.

La propuesta aprobada por la ciudadanía surgió como una alternativa a la iniciativa presentada por la asociación suiza de ayuda al suicidio Exit, que pretendía obligar a las residencias de ancianos subvencionadas con fondos públicos a aceptar los suicidios asistidos en sus instalaciones.

Exit, que propugna una muerte digna, cuenta con 16.500 miembros en el cantón de Vaud y presentó su iniciativa en 2009 acompañada por más de 14.000 firmas.

Frente a esto, las autoridades cantonales optaron por oponer el contra proyecto y explicaron que es mejor regular la asistencia al suicidio que oponerse a ella, una posición que hoy fue avalada por el electorado del cantón.

El único precedente en Suiza de una votación de este tipo fue la celebrada el año pasado en el cantón de Zúrich, donde la ciudadanía rechazó dos iniciativas paralelas que buscaban, la primera, prohibir el suicidio asistido y, la segunda, restringir su aplicación.

Por su parte, el Gobierno suizo ha preferido hasta ahora abstenerse de elaborar una ley federal a este respecto y promover los cuidados paliativos y la prevención del suicidio.

El presidente de la Asociación Exit, Jerome Sobel, ha defendido el «derecho a la autodeterminación» de las personas que viven en residencias de ancianos, que actualmente dependen de la voluntad del personal que trabaja en ellos para acceder a una asistencia al suicidio.

Todos los partidos políticos del cantón de Vaud recomendaron votar a favor de la propuesta aceptada hoy, a la que se opusieron los grupos católicos y evangélicos. (RD/Efe)

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído