El sacerdote habría sido secuestrado en Siria

El Vaticano apoya a los jesuitas en el caso del secuestro de Dall’Oglio

Recuerda que otros dos obispos y dos sacerdotes continúan en paradero desconocido

Que cese la guerra y vuelva la paz a la amada Siria y a todos los pueblos de Medio Oriente

El cardenal prefecto, Leonardo Sandri, junto con los superiores y colaboradores de la Congregación para las Iglesias Orientales, en el continuar la incertidumbre de la situación del padre jesuita Paolo Dall’Oglio, expresa al prepósito general y a todos los religiosos de la Compañía de Jesús la propia cercanía en la oración». Así se lee en un comunicado de prensa enviado esta mañana por el dicasterio.

Del mismo modo, añade que «junto a las iglesias de las regiones, recuerda el absoluto silencio que hay sobre el paradero de los dos obispos y dos sacerdotes secuestrados hace meses, como la de tantos otros, sirios y extranjeros, en la misma dolorosa condición».

Finaliza la nota pidiendo «para que cese la guerra y vuelva la paz a la amada Siria y a todos los pueblos de Medio Oriente».

El padre jesuita Paolo Dall’Oglio, italiano y de 58, está desaparecido desde el pasado lunes en Siria y desde entonces no se han tenido noticias sobre él. También el santo padre, le tuvo presente en la homilía del miércoles 31, fiesta de san Ignacio de Loyola, que celebró acompañado por sus hermanos jesuitas en la iglesia romana del Gesù.

(RD/Agencias)

 

Te puede interesar

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído