Celebración del Día Internacional de la Fe en Nazaret , “donde comenzó todo”

Patriarca latino de Jerusalén: «Cada vez creemos menos en los discursos políticos y más en la Palabra del Señor»

El Papa agradece a los cristianos de Tierra Santa su “profunda fe y perseverancia”

Patriarca latino de Jerusalén: "Cada vez creemos menos en los discursos políticos y más en la Palabra del Señor"
El Patriarca latino, Fuad Tual, en Nazaret

En Nazaret ("la flor" en arameo) hay muchas cosas que ya no se ven pero se palpan, como el recuerdo de Jesús

(Irene López, enviada especial a Nazaret).- Cánticos de las diferentes comunidades religiosas de Nazaret inauguran la celebración del Día Internacional de la Fe, que forma parte de los actos de clausura del Año de la Fe convocado por el Papa Benedicto XVI en octubre de 2012, y cuya misa final tendrá lugar en el Vaticano el 24 de noviembre.

Unas 7.000 personas se han concentrado hoy en el Monte del Precipicio de Nazaret, desde donde los judíos de la época de Jesús, al oírle hablar en la sinagoga llamándose Mesías e Hijo de Dios, intentaron arrojarle, según cuenta el Evangelio.

El patriarca latino de Jerusalén Fouad Tual preside la ceremonia, y el Nuncio Apostólico de la Santa Sede en Israel transmite a los asistentes el mensaje del Papa Francisco, bajo un sol que raja las piedras y que sólo pueden soportar las devociones más firmes.

El Papa Francisco recuerda en su mensaje que los orígenes de la fe tuvieron lugar «en esa Tierra Santa en la que estáis celebrando el Año de la Fe que abrió mi predecesor Benedicto», y dedica su bendición a sus familias, comunidades, «y a todo el mundo». A continuación, el Nuncio Giuseppe Lanzarotto hace llegar a los fieles el agradecimiento del Pontífice «por la profunda fe de los cristianos de Tierra Santa, y por su perseverancia».

Por su parte, el Ministro de Turismo de Israel, Uzi Landau, asegura que este acto servirá «como puente importante para la paz y las relaciones interreligiosas», y espera que pueda contribuir «a la positiva promoción de Israel como el destino preferido del peregrino cristiano» (que representa el sector más importante de turismo para el país).

 

 

«Donde comenzó todo»

Las iglesias católica, latina, melquita, maronita, siro-antioquena y armenia se han congregado hoy en Nazaret, pero ya anoche muchos de los peregrinos que han llegado a Israel para la celebración del Día de la Fe se reunieron en la Basílica de la Anunciación, «donde todo comenzó».

Cantos y una procesión de velas ambientaron el templo, donde las diferentes advocaciones de la Virgen de distintos países recuerdan el lugar donde el ángel se le apareció a María.

Durante la homilía, el Patriarca latino ha recordado a los 2 millones de refugiados sirios que están huyendo de su país a causa de la guerra: «Estamos viviendo situaciones difíciles en Oriente Medio. Cada vez creemos menos en los discursos de los políticos, pero más en la Palabra del Señor. Debemos ayudar a Siria en todo lo que podamos», ha afirmado en rueda de prensa, invitando por último a todo el mundo «a venir a rezar con nosotros».

De manera similar ha concluido el ministro: «Espero que cuando volváis a casa habléis de las cosas que habéis visto». Y en Nazaret («la flor» en arameo) hay muchas cosas que ya no se ven pero se palpan, como el recuerdo de Jesús ayudando a su padre en el taller de carpintería, que de alguna manera resuena cuando los habitantes de la pequeña ciudad se saludan con la palabra «Shalom«.

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído