"Nadie quiere tener enemigos en casa"

Un obispo italiano pide a los musulmanes que condenen a los yihadistas o abandonen el país

El alcalde de Imola ve las palabras del prelado "un poco violentas"

Debemos demostrar que estamos lejos del fundamentalismo y además la comunidad musulmana local ha sido siempre muy disponible, así que no entiendo porque el señor obispo les exige pronunciarse de este modo

El obispo de Imola (Italia, Tomaso Ghirelli, ha instado a los musulmanes residentes a que condenen sin ambages el terror de los yihadistas o que abandonen el país. El prelado exhortó a los musulmanes a «ser hombres de honor» y a rechazar de plano «las persecuciones que están ensangrentando tantas áreas del mundo, sobre todo en Oriente Medio, donde se está verificando un verdadero genocidio».

Según el obispo, si esos musulmanes afincados en Italia no condenan esta barbarie, «deberían tener el coraje de alejarse de nuestras tierras porque nadie quiere tener enemigos en casa«. Ghirelli admitió que el silencio de la comunidad musulmana obedece, a menudo, al miedo.

«Sabemos que están atemorizados por los integristas, pero ha llegado el momento de romper el círculo vicioso de los abusados, superando tanto el buenismo como la intolerancia», enfatizó. Ghirelli hizo también un llamamiento a los políticos para que no permanezcan callados, y apeló a la ciudadanía para que, en estas circunstancias, evite una hostilidad indiscriminada hacia los extranjeros.

El alcalde de Imola, Daniele Manca, consideró que las «palabras fuertes» del obispo Ghirelli eran «un poco violentas» y consideró que «no hay necesidad de hacer chantajes».

«Debemos demostrar que estamos lejos del fundamentalismo y además la comunidad musulmana local ha sido siempre muy disponible, así que no entiendo porque el señor obispo les exige pronunciarse de este modo», concluyó.

(RD/Agencias)

 

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído